sábado. 04.02.2023
La familia Pinilla Ralo, celebra hoy las bodas de oro de Luisa y Joaquín
La familia Pinilla Ralo, celebra hoy las bodas de oro de Luisa y Joaquín
Viñayo, pregonero de La Horqueta Antonio Viñayo González, abad emérito de la Real Basílica Colegiata de San Isidoro de la capital leonesa -de la que fue abad durante más de treinta años-, será el encargado de realizar el Pregón Cofrade de La Horqueta, con el que anunciará la proximidad de la Semana Santa y el inicio de una nueva Cuaresma. A punto de cumplir los 85 años de edad, e internacionalmente conocido por sus estudios e investigaciones, ha sido merecedor de numerosas distinciones, entre ellos la Medalla de Oro de la Provincia el pasado 6 de diciembre. En lo referente al mundo de la Semana Santa, Antonio Viñayo es Hermano Mayor Honorario de las Cofradías de Jesús Sacramentado (desde 1995) y del Desenclavo (nombrado en 1998), y recibió asimismo la Medalla de Oro de la primera de ellas en 2003, reconocimientos que bien muestran su indudable conocimiento de la Semana Santa leonesa. Viñayo ha pregonado en dos ocasiones -en 1979 y en 1991- la Semana Santa de León, siendo el primero en repetir tan destacado cometido, en el acto oficial que, organizado por la Junta Mayor, anuncia la inminencia de la Semana Santa leonesa. Asimismo, en 1998 fue también el Mantenedor de la Ronda Lírico Pasional de la Cofradía del Desenclavo. El extenso bagaje de Antonio Viñayo en su dilatada trayectoria, en contraposición a su manifiesta humildad como cura de pueblo, tal y como se autodefine, aseguran un nuevo Pregón Cofrade cargado de vivencias y emociones. La cita tendrá lugar el próximo 24 de febrero, sábado posterior al Miércoles de Ceniza, durante el transcurso de Vísperas, jornada de exaltación de la Semana Santa que anualmente organiza la Asociación La Horqueta. De Extremadura al Bierzo Joaquín Pinilla y Luisa Ralo ya es un amor más que consolidado. Hoy mismo renuevan sus votos de matrimonio con la celebración de las bodas de oro. Sus cinco hijos y sus seis nietos quieren darles una sorpresa para agradecerles el cariño que les han dado durante todos estos años. Cuando era jóvenes, con un hijo casi recién nacido, decidieron hacer las maletas y dejar su pueblo natal Valverde de Leganés, donde se conocieron, en busca de un trabajo y una vida mejor. Como ellos dicen, se casaron con una mano delante y otra detrás y con el objetivo puesto en su felicidad y en la de sus futuros hijos, se instalaron en Matarrosa del Sil. Hoy renovarán de nuevo su amor e invitarán a sus familiares a una comida. Después, aunque habitualmente viajan mucho, tienen preparada una luna de miel muy especial. La próxima semana emprenderán camino a su pueblo natal para pasar allí unos días.

Pregones que consagran votos