martes 11/8/20
Medicina familiar

Primaria en primera línea de investigación en Covid

Cinco proyectos que realizan profesionales de Atención Primaria desvelarán cómo evolucionó el coronavirus en las residencias de mayores, cómo influye la vivienda en la transmisión intrafamiliar o si la grasa corporal agravó la enfermedad.
Profesionales de Atención Primaria y de la Universidad de León que participan en los estudios del Covid-19 delante de la Gerencia de Atención Primaria. FERNANDO OTERO
Profesionales de Atención Primaria y de la Universidad de León que participan en los estudios del Covid-19 delante de la Gerencia de Atención Primaria. FERNANDO OTERO

La idea de que la medicina familiar y comunitaria se dedica exclusivamente a extender recetas hay que desterrarla. La medicina de familia no sólo ha alcanzado el nivel de formación de cualquier otra especialidad, con MIR propio, sino que también lucha por abrirse hueco en el mundo de la investigación.

La Consejería de Sanidad ha concedido algo más de 22.000 euros para financiar estudios que harán luz sobre la pandemia en León y en la Comunidad servirán de punto de base para adoptar medidas en los ámbitos más castigados, como las residencias de mayores, o las personas más vulnerables, desde usuarios de estos centros hasta los profesionales que los atienden, así como otras personas con factores de riesgo específicos como la obesidad.

En la resolución publicada el pasado 25 de julio por la Gerencia Regional de Sacyl, con un total de 350.000 euros para 61 proyectos de investigación sobre el Covid en la Comunidad, cinco son liderados por la Gerencia de Atención Primaria de León, cuatro por el Caule y otros dos por el Hospital del Bierzo.

Para saber más
Sacyl ha dado 350.000 euros a 61 proyectos de Castilla y León de Primaria y Especializada

El Hospital Universitario del Río Hortega, con 13 proyectos, y el Hospital Clínico de Valladolid, con otros 10, son los que más cuota de estudios han conseguido en esta convocatoria extraordinaria que responde a la «urgente necesitad de encontrar respuestas» en un momento de incertidumbre. «El fomento de la investigación sobre el comportamiento de la enfermedad Covid-19 es vital porque nos permitirá conocer aspectos clínico-epidemiológicos clave, aún desconocidos, y poder identificar nuevos factores de riesgo y pronósticos, prácticas seguras y modelos organizativos que mejoren los resultados en salud», señala la resolución.

La infección en las residencias de personas mayores ha sido uno de los grandes problemas de la pandemia. Uno de los proyectos financiados en esta convocatoria analizará con detalle la evolución en las residencias. El objetivo es comprobar si la estrategia que se puso en marcha para atajar el Covid-19 en estos centros especialmente castigados por la pandemia puede servir de modelo ante una hipotética segunda ola o situaciones similares.

«En cuanto detectábamos un caso se hacían PCR masivas a todas las personas. Queremos saber si eso funcionó y si puede ayudar para prepararse para otra pandemia», señal Cristina Diez Flecha, investigadora principal del estudio en el que también participan Vicente Martín y Ana Carvajal, por la Universidad de León, las enfermeras Mónica Sánchez y Aurora Batista y la coordinadora de trabajadores de León, Elena Díaz, quien a diario recogía los datos de los 170 centros de mayores, de personas con discapacidad y pisos tutelados.

La aplicabilidad
El objetivo es poder hacer frente con más datos a una posible segunda ola o a otras pandemias

«El Covid nos pilló sin apenas información y estas investigaciones son un impulso para saber», precisa la responsable de Equipos de Enfermería en la Gerencia de Atención Primaria de León. Otra investigación analizará la prevalencia de infección por Sars-Cov-2 entre las personas mayores y el personal de las residencias de mayores.

Otra de las investigaciones tiene como objetivo en qué medida ha influido el tipo de vivienda en la transmisión intrafamiliar del coronavirus. La doctora Sandra Robles Pellitero es la investigadora principal de este proyecto que se desarrolla a nivel de Castilla y León por un equipo de médicos que pertenecen al grupo de Inequidades en Salud y Salud Internacional de Socalemfyc (Sociedad Castellana y Leonesa de Medicina Familiar y Comunitaria).

«No se ha estudiado ni siquiera a nivel internacional si la transmisión intrafamiliar depende de la vivienda y de las condiciones de habitabilidad, pero se sospecha que cuando más pequeña sea la casa, menos condiciones de ventilación tenga y más hacinamiento la transmisión del virus será mayor», comenta.

La casa como salud
Se investiga cómo influyó la vivienda y las cargas familiares en la transmisión del virus

Se analizará cómo se comportó la transmisión intrafamiliar en función de la vivienda con una muestra de 200 personas contagiadas y un cuestionario que está en fase de validación con veinte expertos. Aparte de los factores físicos, se analizarán circunstancias específicas como las dificultades de determinadas para poder aislarse particularmente las familias monoparentales con hijos a cargo y las personas cuidadoras.

Se pretende que ante otra pandemia o situación similar «se puedan detectar los casos más complicados de aislamiento para darles alternativas y buscar viviendas de calidad que den cabida a estos casos», explica la doctora Robles. La investigación cuenta con la participación de médicos de Zamora (Gonzalo Fermoso), Valladolid (Irene Andrés, Óscar Martín y José Ignacio Santos) y de Palencia (Isabel González).

Las otras dos investigaciones seleccionadas en la Gerencia de Atención Primaria de León son el estudio sobre la cloroquina como profilaxis, cuyas conclusiones se van a publicar próximamente, y que dirige Jaime López y por último uno que aborda cómo la grasa corporal influye en el agravamiento de la enfermedad por Covid, cuya investigadora principal es Sofía Celada Reguero.

Primaria en primera línea de investigación en Covid