lunes. 28.11.2022

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha emitido una serie de recomendaciones tras conocer un aumento en la demanda de algunos de los medicamentos análogos del GLP-1, autorizados para mejorar el control glucémico en adultos con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y, por lo tanto, ante posibles problemas en su suministro si no se ajustan sus prescripciones. «Estos medicamentos van más allá de las disminución de los niveles de glucosa. De hecho, han conseguido demostrar por primera vez que son capaces de reducir los eventos cardiovasculares y la gente tomando estos fármacos se muere menos». La potenciación de estos fármacos «hará perder peso de una manera espectacular, al nivel casi de la cirugía bariátrica». Estos fármacos no habían sido utilizados por sus costes «hasta que esta epidemia de obesidad ha crecido por el covid y se han visto los beneficios que tiene disminuir la grasa corporal de las personas con diabetes, no el peso, que puede llegar incluso a la remisión de la diabetes», explica el jefe de Endocrinología. El uso masivo de estos fármacos en EE UU ha desbordado a la industria «y pasarán dos o tres años antes de que consigan hacer una fabricación adecuada para poder dar abasto al mercado y la demanda que hay».

Los problemas se deben al aumento de consumo el fármaco de Lilly ‘Trulicity’ de 0,75 mg y de 1,5 mg solución inyectable en pluma precargada, aunque «dispone de unidades suficientes para cubrir la demanda habitual del medicamento»; algo parecido ocurre con ‘Ozempic’ 0,25 mg, 0,5 mg y 1 mg de solución inyectable en pluma precargada, de Novo Nordisk «una disponibilidad intermitente» que se podría mantener durante el 2023.

Problemas de suministro de un tratamiento para la diabetes
Comentarios