miércoles. 05.10.2022

Son más niños que niñas. Ya es un clásico en la participación en actividades tecnológicas. En FabLab incentivan la participación de las niñas a través del programa Poderosas. Pero en convocatorias abiertas a ambos sexos, siempre destacan los varones. «A los niños les atrae la tecnología de forma global y a las niñas, por regla general, les gustan proyectos más sociales», apunta Nuria Robles. Por ejemplo, diseñar un dispositivo de temperatura para el abuelo que vive en casa. Una brecha que hay que superar, señala la tecnóloga, para ser ciudadanos de pleno derecho en el mundo que viene. «La formación stem va a hacer falta a todo el mundo para gobernar a las máquinas», sostiene Robles. «Es importante que cualquier persona utilice las herramientas y cuando somos adultos el aprendizaje es más lento», apostilla. Y hay que pensar en un aprendizaje largo y continuo.

«Hay que formarse para gobernar a las máquinas»
Comentarios