sábado 07.12.2019
Siniestros

Qué hacer en caso de accidente

La Asociación DIA elabora una guía para la atención a víctimas de siniestros en la carretera. El año pasado un total de 944 personas murieron a causa del tráfico
Campaña para concienciar sobre los accidentes de tráfico en junio en León. ramiro
Campaña para concienciar sobre los accidentes de tráfico en junio en León. ramiro

Los accidentes de tráfico se han cobrado la vida de 944 personas en lo que va de 2019, un año en el que, seguramente, no se logrará reducir el millar de muertos. Para saber cómo actuar desde el minuto uno después del siniestro sale a la luz un manual gratuito que ofrece paso a paso numerosas recomendaciones.


Como entidad de apoyo a los perjudicados por secuelas sufridas al volante, que conmemoran este domingo el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, la Asociación DIA ha elaborado la Guía integral para la atención de víctimas de accidentes en colaboración con la Dirección General de Tráfico.

 

Las peticiones de los afectados aumentan, mientras que desde este tipo de organizaciones reclaman al Estado incrementar las ayudas tanto económicas como psicológicas para los supervivientes y los profesionales que les prestan asistencia.

 

El presidente de la Asociación DIA, Francisco Canes, explica en una conversación con Efe que tras un accidente de tráfico surgen infinidad de dudas «tan amplias y complejas» que este documento, actualizado durante más de una década, puede servir de ayuda para cualquier persona que tenga contacto con una víctima.

 

Canes sitúa entre los casos más graves el de la pérdida de un ser querido, cuando los familiares dejan a un lado cómo se produjo el siniestro y entran a trabajar sanitarios, cuerpos de seguridad y abogados.

 

A modo de manual, la guía aconseja sobre prevención, primeros auxilios, valoración de daños, solicitud de indemnizaciones o sobre el modo de reclamar ante la justicia una compensación económica mayor a la establecida por ley si no se ajusta a las necesidades del afectado para llevar una vida normal.

 

«Si la emergencia es vital, en primer lugar se debe llamar al 112», subraya Canes, que recomienda también, si se trata de un suceso menor, tomar datos del lugar donde ha ocurrido el accidente a fin de facilitar sus causas.

 

Estas anotaciones «in situ» sirven para poder identificar, por ejemplo, a un vehículo que haya decidido darse a la fuga tras un atropello, una situación en la que conviene «tomar nota rápidamente», en escasos segundos, «si se ha visto la matrícula».

 

A propósito de la veracidad de los datos que se hayan podido anotar durante la conocida como «fase aguda», normalmente bajo un choque emocional, el responsable de DIA matiza que es tarea de las fuerzas de seguridad otorgarles validez.

 

El paso siguiente es comunicar el accidente a la aseguradora en el plazo máximo de siete días, un periodo «más que razonable» a juicio de Canes, que avisa de que «la compañía podría empezar a poner problemas para hacerse cargo» de las costas del seguro de haber informado más tarde. En todo caso, «habría que pelearlo».

 

¿Y si nadie asume la culpa en un siniestro que implica a varios vehículos? «Siempre que se pueda» y «no haya seguro o no se pueda identificar» al responsable, Canes aclara que el Consorcio de Compensación de Seguros es el que asume el pago de la indemnización en su papel de institución pública para casos fuera de lo común. Será el juez el que determine quién es el culpable según el atestado policial y las pruebas, aunque existe la posibilidad de acordar una responsabilidad compartida, ya que «es difícil que se llegue a un acuerdo perjudicial» para una de las partes.

 

También se suman ahora las nuevas formas de relación, que reivindican las mismas condiciones. Las parejas de hecho o los hijos que son solo de uno de los miembros de la pareja chocan con la restricción de los cinco años requeridos de convivencia previa.

Qué hacer en caso de accidente
Comentarios