viernes. 27.01.2023

Desde la aparición de ómicron, el virus ha seguido evolucionando. Hoy en día, hay más de 500 sublinajes de esta variante circulando, pero ninguno ha sido designado como una nueva variante preocupante. Hasta ahora, estos sublinajes de ómicron tienen mucho en común: todos son altamente transmisibles, se replican en el tracto respiratorio superior y tienden a causar una enfermedad menos grave en comparación con las anteriores variantes preocupantes, y todos tienen mutaciones que les hacen escapar de la inmunidad acumulada más fácilmente. Esto significa que son similares en cuanto a su impacto en la salud pública, y la respuesta que se necesita para hacerles frente.Si el virus cambiara significativamente —como si una nueva variante causara una enfermedad más grave, o si las vacunas dejaran de prevenir la enfermedad grave y la muerte— el mundo tendría que reconsiderar su respuesta. La OMS, junto con los científicos y los profesionales de la salud pública de todo el mundo, sigue vigilando las variantes circulantes en busca de signos de la próxima variante preocupante. Sin embargo, advierten de cierta «desconfianza», ya que las pruebas y la secuenciación «están disminuyendo a nivel mundial» y las secuencias que están disponibles no son representativas a nivel mundial (la mayoría de las secuencias son compartidas de los países de altos ingresos).

Qué pasará después de 500 sublinajes de la ómicron
Comentarios