lunes. 28.11.2022
DL20P44F5-19-05-12-0.jpg

Esther no es gitana pero está casada con un hombre gitano con el que tiene un hijo de tres años. Su espíritu de superación (tiene una discapacidad reconocida del 38 %) la impulsa a estudiar y formarse ahora tras abandonar los estudios en 2º de ESO. «Quiero dar ejemplo a mi hijo». En el proyecto, Esther está representada como agua. «Me identifico con el agua porque soy así, todas mis compañeras se dan cuenta si estoy triste, si estoy alegre o me pasa algo. Soy transparente como el agua». Esther quiere ayudar a que su hijo tenga un futuro mejor.

«Quiero dar un buen ejemplo a mi hijo»
Comentarios