jueves 02.07.2020
El panorama nacional

Los rebrotes se extienden ya por toda España salvo en Asturias y La Rioja

epuntan levemente hasta 99 los nuevos contagios, mientras el Gobierno destaca que el "sistema preventivo está funcionando"
Nueva normalidad en las calles de Lugo, este martes, con el uso generalizado de mascarillas quirúrgicas. ELISEO TRIGO
Nueva normalidad en las calles de Lugo, este martes, con el uso generalizado de mascarillas quirúrgicas. ELISEO TRIGO

Los rebrotes de coronavirus se extienden ya por buena parte del territorio nacional. De hecho, la declaración en las últimas horas de dos nuevos focos en Castilla-La Mancha y Baleares, dos comunidades que hasta ahora se habían librado de brotes tras el fin del confinamiento, ha dejado a Asturias y La Rioja como las dos únicas autonomías que no se han visto azotadas por nuevos casos de la Covid-19 durante la 'nueva normalidad'.

Y es que, según los datos de Sanidad y las diferentes comunidades, el número de brotes declarados desde que el 11 de mayo la totalidad del país comenzara la desescalada con el paso a la fase 1 ascendió ayer ya a 55. Ninguno de estos brotes ha sido "cerrado" oficialmente, aunque solo 29 se mantienen activos (con infectados en los últimos días) y únicamente una decena son de "interés" para las autoridades sanitarias, o sea que son monitorizados muy de cerca por no estar bajo control o por no conocerse todavía su envergadura real.

Los dos últimos brotes conocidos este martes tuvieron como escenario Tarazona, en Albacete, e Ibiza. En ambos casos se trata de cuatro únicos casos y relacionados con sendos grupos familiares. Ninguno de estos dos nuevos clústers infectivos es de "interés" para el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAESS), al considerarlos "perfectamente delimitados".

La extensión de los focos sigue sin inquietar, al menos por el momento, a Moncloa. "Las comunidades continúan aislando los casos que se van detectando. Nuestro sistema preventivo está engrasado y funcionando, pero mientras que no contemos con una terapia tenemos que seguir manteniendo el virus a raya", destacó hoy la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

Entre tanto, el número de nuevos contagios en España repuntó levemente en las últimas horas hasta situarse ayer en los 99 casos frente a los 84 comunicados el domingo. Este pequeño incremento no preocupó a las autoridades sanitarias, puesto que detrás de este aumento no parecen estar esos 29 rebrotes, sino la notificación de nuevos infectados en las dos comunidades que con mayor fuerza han sido azotadas por la Covid desde esta primavera: Madrid, que comunicó este martes 29 positivos detectados en las últimas horas, y Cataluña, con 26. Le siguieron, pero a distancia, las dos autonomías que sí que están siendo escenario en los últimos días de los más importantes focos: Aragón, con 10 positivos, y Andalucía, con 9.

Aun así, los indicadores más fiables sobre la evolución de la pandemia no fueron todos positivos ayer. El número de casos con fecha de inicio de síntomas en la última semana, quizás el parámetro que miran con más atención los epidemiólogos, sí que bajó por segundo día consecutivo hasta los 309 positivos para tranquilidad de los expertos de Sanidad.

Menos optimistas Sin embargo, otros dos medidores casi igual de importantes llevan cinco jornadas de aumentos consecutivos, lo que indicaría que la pandemia no estaría en caída libre como a principios de junio y, cuanto menos, habría tocado ya suelo. Se trata de los casos diagnosticados en los últimos 14 días, que repuntaron hasta los 3.999 y la 'incidencia acumulada', el número de positivos cada 100.000 habitantes detectados en las dos últimas semanas, que volvió a crecer hasta los 8,50.

En cuanto a la mortalidad, las estadísticas de este martes fueron especialmente negativas. Sanidad anotó nueve fallecidos con fecha de defunción en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde que se reformó la metodología a finales de mayo. Tampoco fue bueno el dato de decesos de la última semana, con 20 víctimas mortales, el número más alto desde el 22 de junio.

Los rebrotes se extienden ya por toda España salvo en Asturias y La Rioja