jueves 26/5/22

Sanidad ecomienda su uso de la mascarilla a personas trabajadoras de grupos vulnerables —es decir, mayores de 65, inmunodeprimidos, personas con patologías de riesgo o embarazadas— «en cualquier situación en la que tenga contacto prolongado con personas a distancia menor de 1,5 metros» y a trabajadores «relacionados con ámbitos vulnerables, institucionalizadas o en domicilios».

En todo caso, los servicios de prevención de riesgos laborales asesorarán al empresario, recabando antes «la opinión de responsables, mandos intermedios y representantes de las personas trabajadoras».

Para evaluar los riesgos del puesto, estos servicios tendrán en cuenta los siguientes elementos: ventilación adecuada; nivel de ocupación; mantenimiento de distancia interpersonal de 1,5 metros; tiempo de permanencia; actividad; condiciones de temperatura y humedad relativa; utilización de espacios comunes (vestuarios, comedores, etc.); medios de transporte particular compartidos y existencia de personas vulnerables en el puesto de trabajo. La guía recuerda que los casos confirmados leves y asintomáticos y los contactos estrechos no deben hacer ni aislamiento ni cuarentena, pero sí recomienda que extremen las medidas de protección.

Recomendada para los trabajadores mayores de 65, embarazadas e inmunodeprimidos
Comentarios