viernes 14/5/21
Cambio de tendencia

Récord de adopciones de menores leoneses durante la pandemia

Las adopciones internacionales caen a mínimos y suben los casos de menores de la provincia que pasan del sistema de protección a una familia. León tuvo en 2020 la cifra más alta de la Comunidad: 18 guardas preadoptivas.
La familia de Félix Huidobro y Beatriz Ibán ante la oficina del Procurador del Común en octubre. RAMIRO

El año de la pandemia se cerró con menos niños y niñas a los que los servicios de Protección a la Infancia detectaron situaciones de desamparo que en 2019 y con más adopciones de menores protegidos por la Junta, con 18 guardas preadoptivas aprobadas por la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta.

La cifra llama la atención por lo abultada y refleja a la vez un cambio de tendencia en las adopciones de menores. Las adopciones internacionales son residuales frente al auge que vivieron desde finales de los 90 hasta las primeras décadas del siglo XXI. Además, durante el confinamiento se paralizaron los procesos internacionales en Castilla y León. Desde 2009 en la provincia de León se adoptaron 113 de menores en el extranjero (un centenar entre 2006 y 2008) y, de ellos, solo uno en 2018 frente a los cuatro de 2017, los seis de 2016 o los 12 de 2015.

En cambio, la adopción de menores nacidos en León ha itre 2017 y 2020 se han realizado 50 guardas preadoptivas de menores de la provincia de León, 18 el año pasado, la cifra más alta de la Comunidad y a mucha distancia de las adopciones internacionales. Tan solo tres niños extranjeros fueron adoptados el año pasado en la provincia.

No se trata de elegir

«No hay adopciones a la carta. Tenemos un menor y tenemos que buscarle familia idónea»

En 2017 se seleccionaron familias adoptivas para 10 menores leoneses, en 2018 para 16, en 2019 para 6 y en 2020 para 20. En Castilla y León se seleccionaron familias para 34 menores en 2017, 49 en 2018, 59 en 2019 y 50 el año pasado.

Los ofrecimientos de adopción internacional en León han sido 4 en 2017, 3 en 2018, 4 en 2019 y cero el año pasado. En Castilla y León fueron 18 en 2017, 20 en 2018, 19 en 2019 y 21 en 2020 y los menores de origen extranjero adoptados en León en estos últimos en estos últimos años fueron 4 en 2017, 1 en 2018, 2 en 2019 y 3 en 2020, mientras que en la Comunidad fueron 27 en 2017, 19 en 2018, 12 en 2019 y 8 el año pasado.

dl17p36g1

«La adopción internacional inicia una tendencia a la baja en 2015 debido a nuevas exigencias en los países de origen y a que muchos han impuesto cupos. También hay países que permiten solo adopción de menores con necesidades especiales», comenta la directora general de Familia de la Junta, Esperanza Vázquez.

Según datos de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, en la Comunidad se abrieron 374 nuevos expedientes de protección y en León un total de 49, lo que supone 101 y 19 casos menos que el año anterior, respectivamente. Actualmente hay 33 países con los que se pueden tramitar estas adopciones desde España.

Tanto para el acogimiento como para la adopción de menores nacidos en España tiene preferencia las familias dispuestas a adoptar grupos de hermanos. «No se trata de que la familia elija a un menor concreto. Tenemos un menor y tenemos que buscarle la familia idónea. No hay adopciones a la carta», subraya Esperanza Vázquez. Las familias que están dispuestas a acoger a hermanos son prioritarias, tanto en los acogimientos como en las adopciones.

Los conflictos con las familias biológicas no son raros y, aunque menos frecuentes, también se dan situaciones de choque con las familias de acogida. La directora general de Familia subraya que siempre «ha de prevalecer el derecho del menor».

Un total de 369 menores estaban bajo el paraguas de protección de la Junta al finalizar 2020 en la provincia de León, sobre los 1.421 de Castilla y León. El confinamiento ha podido ocultar situaciones de desamparo o abandono familiar o no se han producido, según la Junta. León cerró el año con medio centenar de menores menos en la red de Protección a la Infancia. La negligencia física y psíquica son las dos causas principales que han motivado la separación de menores del entorno de sus familias biológicas, seguidas por el que denominan en sus estadísticas como «modelo inadecuado», el maltrato físico o psíquico, la imposibilidad de cumplimiento de las obligaciones parentales, el abandono, abuso sexual, la renuncia, la inducción a la delincuencia y la explotación sexual. En algunos casos se da más de una de estas causas, por lo su número es mayor que el de menores. Algunos menores quedan separados de sus familias biológicas de origen. El acogimiento residencial o en familias es el primer destino. Actualmente hay 120 menores leoneses en centros residenciales y 205 en hogares de familias acogedoras.

El espíritu de la protección a la infancia es que los menores que salen de sus familias de origen puedan retornar. Cuando ya no se ve posible, se realiza una propuesta de adopción y cuando se encuentra la familia adecuada o idónea se realiza el acogimiento o guarda preadoptiva. Es frecuente que las familias biológicas litiquen o se opongan y son una minoría las que deciden entregar a sus hijos e hijas en adopción. «Son procesos difíciles y complejos», apunta la directora general de Familia de la Junta. «No se trata de que la familia elija a un menor concreto. Tenemos un menor y tenemos que buscarle la familia idónea. No hay adopciones a la carta», subraya Esperanza Vázquez.

Récord de adopciones de menores leoneses durante la pandemia
Comentarios