sábado 21/5/22

Además de la información de utilidad para los profesionales sanitarios y los pacientes, que podrán consultar el registro, el Banco de Dosis contribuirá a establecer, comparar y aplicar los niveles de referencia para las diferentes pruebas médicas, equipos y territorios para optimizar las dosis de radiación que reciben los pacientes, un control general informatizado que no existe en la actualidad.

La directiva europea Euratom 2013/59 obliga a los países a la creación de este banco de dosis en el Sistema Nacional de Salud ya que el 80% de las decisiones clínicas en el entorno hospitalario de España están basadas en imágenes. Más del 90% de las dosis recibidas de fuentes artificiales proceden de usos médicos, según el Centro Nacional de Dosimetría,

Un registro sin precendentes
Comentarios