miércoles. 29.06.2022

Dieciocho meses, lo que resta de legislatura. Es el plazo que se ha concedido el Gobierno para aplicar un paquete de treinta medidas concretas con las que pretende retener a los mejores científicos y estimular además la llegada de investigadores extranjeros al sector público y privado español.

Las treinta medidas se han plasmado en el Plan de atracción y retención de talento científico e innovador, que ha aprobado ayer el Consejo de Ministros y con el que el Gobierno quiere movilizar una cantidad que rondará los 3.000 millones de euros con un triple objetivo: que vuelvan los científicos que se fueron, que no se vayan los que están y que vengan a España los mejores.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha subrayado la oportunidad de activar este plan en el momento actual, que ha calificado de «revolucionario». Revolucionario, ha dicho la ministra, porque la ciencia está ante un «punto de inflexión» por la cantidad de fondos públicos «sin precedentes» que se van a destinar, por el relevo generacional que se va a producir hasta el año 2030 con la jubilación de unos 20.000 profesores universitarios y por la reactivación del mercado laboral que ya se ha iniciado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Morant ha enmarcado este Plan en el compromiso del Gobierno para reforzar el sistema de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) con más recursos y oportunidades al personal del sector y ha lamentado, por ejemplo, que un investigador español con 30 años no pueda acceder a una hipoteca por no tener estabilidad laboral.

La iniciativa incluye varias reformas regulatorias, nuevas convocatorias de plazas y se articula en torno a tres ejes: mejorar las condiciones para el desarrollo de la carrera científica en universidades y organismos públicos de investigación, crear nuevos incentivos para la atracción de talento científico internacional al sector público español e impulsar la incorporación de personal científico e innovador internacional en el sector privado. Para mejorar la carrera científica, el Plan prevé impulsar la convocatoria Consolidación Investigadora de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) para que científicos jóvenes puedan iniciar una línea de investigación y acceder a una plaza fija tras finalizar un itinerario posdoctoral. Este «primer eje» incluye la tasa de reposición de personal científico y técnico, que se elevó hasta el 120 por ciento en los presupuestos para 2022, y refleja el aumento del presupuesto de las principales agencias financiadoras de la investigación pública: la Agencia Estatal de Investigación y el Instituto de Salud Carlos III.

Al rescate del talento científico
Comentarios