viernes 13.12.2019

El reto de la accesibilidad física, cognitiva y tecnológica

«La accesibilidad en una ciudad es un indicador de calidad de vida», aseguró María Reyero, directora de Aspaym en León. Reyero explicó que las ciudades inclusivas y accesibles son aquellas donde «todas las personas pueden participar», lo que es un reto «para las administraciones públicas y también para la ciudadanía».


No es sólo que las administraciones quiten bordillos o reserven aparcamientos. La ciudadanía tiene su papel. Campañas como ‘Por aquí no puedo, por aquí no paso’ inciden en la accesibilidad y la inclusión. Reyero mencionó el uso de nuevos vehículos de «movilidad personal» como el patinete eléctrico. «Son un avance, pero también hay que tener precaución».


La accesibilidad web es otro reto. «Una web accesible es más cómoda para todos los usuarios», defendió. Aspaym cuenta con un servicio de auditoría y sello de calidad en este ámbito, al igual para hacer recorridos accesibles o mejorar las viviendas. Desde el público se reivindicó conectividad rural para facilitar el acceso de estos adelantos a las personas que residen en estas zonas.

El reto de la accesibilidad física, cognitiva y tecnológica
Comentarios