martes 24/11/20
El origen de los contagios

Las reuniones familiares causan el 40% de los brotes

El trabajo presencial provoca el 13% de los nuevos contagios La tasa de letalidad en mayores de 80 años es del 9,5%
Alumnos en un centro educativo en Madrid. MARISCAL
Alumnos en un centro educativo en Madrid. MARISCAL

Con los datos del Ministerio de Sanidad en la mano, las reuniones con amigos y parientes y el mismo ámbito familiar son el origen del 40% de los 10.060 brotes notificados desde que finalizó el estado de alarma. Un brote es cualquier agrupación de tres o más casos con infección activa en la que se ha establecido un vínculo epidemiológico y desde el 21 de junio y hasta el viernes pasado, esos más de 10.000 notificados suponen que ha habido una media de 80 al día.

Por grandes ámbitos, el social es el que más brotes acumula, con 3.136 (31,2%). Y dentro de este, siete de cada diez veces que ocurre uno se produce en las reuniones con amigos y parientes (2.141). En cuanto al ámbito familiar, que acumula 1.907 brotes (18,9%), sólo se tienen en cuenta aquellos surgidos entre diferentes domicilios de una misma familia que tienen «interacciones típicas». Por ejemplo, entre la casa de la hija y el yerno y la de los padres de ella si les van a llevar la compra y resulta que se contagian los cuatro, pero no si solo se infectaran todas las personas que viven juntas.

La magnitud
El 80,6% de los brotes son de pequeña magnitud con menos de diez personas infectadas asociadas

Uno de los grandes objetivos de las medidas tomadas para detener el avance del virus va en la línea de poder detectar pronto los brotes y que no se expandan. Y eso implica que no pasen del ámbito familiar al laboral y al social o viceversa. No obstante, estos brotes denominados mixtos son ahora un 14% del total (1.445).

El ámbito laboral implica un 13% de los brotes (1.319) y por tipología encabezan la lista el sector empresarial y de la construcción (210), los establecimientos de restauración (143) y los temporeros (140). No obstante, no todos ellos pueden considerarse iguales en cuanto a la incidencia infectiva. Explica Sanidad que «el 80,6% de los brotes son de pequeña magnitud, con menos de diez casos» y que «los más numerosos ocurren entre trabajadores en situaciones de vulnerabilidad y en centros sociosanitarios», la mayoría en residencias. Y es que una cosa es el número de brotes y otra los casos asociados. De media, en España se han producido 9,4 contagios en cada brote.

Con una tasa de letalidad del 9,5% en personas de 80 años y más durante la segunda ola de la pandemia, este sigue siendo uno de los grupos más vulnerables. En las residencias de mayores, foco de contagio en la primera ola, se han notificado 634 brotes con 10.620 contagios desde el fin del estado de alarma. Son 16,8 infecciones por brote y sólo en la última semana el número de brotes ha aumentado un 18%, con 99 más en siete días y 1.281 casos. Es un porcentaje similar a los que han registrado las reuniones familiares (20%) o el ámbito familiar (19%), pero queda lejos de otro de los focos de esta etapa de la pandemia: las residencias de estudiantes y centros educativos.

Sólo en la última semana las residencias de estudiantes han pasado de tener 38 a 62 brotes (un 60% más). La vuelta al colegio hasta el momento ha registrado 733 agrupamientos de casos en centros educativos, de los que 190 han ocurrido la última semana.

Las reuniones familiares causan el 40% de los brotes
Comentarios