domingo 5/12/21

El rey y la princesa animan a los jóvenes a «revitalizar» los pueblos

Los reyes y sus hijas hicieron una parada en Piedrafita de Babia de camino a Santa María del Puerto, pueblo ejemplar
                      La familia real descubre una placa en una vaca en Santa María del Puerto. BALLESTEROS
La familia real descubre una placa en una vaca en Santa María del Puerto. BALLESTEROS

El pueblo de Piedrafita de Babia acaparó ayer todas las miradas y fue el tema principal de la conversaciones entre los vecinos tras la llegada de los reyes junto con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Una parada a las 11.15 horas para después dirigirse hasta el pueblo somedano de Santa María del Puerto, una visita tradicional al pueblo ejemplar de Asturias.

En un primer momento se barajaron distintos puntos para esta parada en el camino, entre los que se encontraban Villablino y el pueblo babiano de Meroy para que la Familia Real llegarán en helicóptero y de ahí se trasladaran hasta la localidad somedana en vehículo. Sin embargo, debido a las desfavorables condiciones meteorológicas, esta opción fue descartada y se optó por llegar a Santa María del Puerto por carretera desde Oviedo. El dispositivo y los protocolos se había montado desde primera hora de la mañana y estará vigente hasta las 14.00 horas de hoy.

En la visita a Piedrafita de Babia, los miembros de la familia real pasearon por el casco urbano del pueblo e incluso hablaron con los vecinos, así como con la propietaria del Hostal Babieca, Graciela Niño, quien afirma que la reina y sus hijas hicieron uso de unas habitaciones. «Me han parecido gente muy cercana, estoy muy contenta que hayan estado aquí».

Tras esta visita continuaron viaje hasta Santa María del Puerto. A la vuelta se subieron a los dos helicópteros que les estaban esperando en el pueblo babiano de Meroy, según cuentan algunos vecinos de la zona. Las condiciones meteorológicas habían cambiado respecto a horas anteriores y eran favorables para que pudieran iniciar su viaje en helicóptero y dejar así la provincia de León.

La familia real cerró su estancia de tres días en Asturias en el parque natural de Somiedo donde Felipe VI y la princesa Leonor lanzaron un mensaje para frenar la despoblación al animar a los jóvenes a permanecer y «revitalizar» los pueblos.

Los reyes y sus hijas visitaron Santa María del Puerto para hacer entrega del premio Pueblo Ejemplar 2021 como reconocimiento al esfuerzo de sus alrededor de 60 vecinos, entre ellos, una decena de ganaderos jóvenes, para hacer del entorno rural su modo de vida.

«Ahora ya no vivís alejados, porque estáis en permanente contacto con el mundo. Ya no os veis obligados a iros lejos, porque estáis dispuestos a transformar los obstáculos y dificultades en posibilidades de futuro», valoró Felipe VI.

Además de descubrir una placa con la silueta de una vaca como recuerdo de su estancia, conocieron la iglesia, restaurada por los propios vecinos, y la fuente donde se celebra la feria de ganado, donde le han dedicado una canción vaqueira rematada con un «¡viva el pueblu!».

El rey y la princesa animan a los jóvenes a «revitalizar» los pueblos
Comentarios