sábado. 24.09.2022

efe | madrid


La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) recomienda a las mujeres embarazadas, que estén planificando estarlo o en lactancia, y a los niños menores de 10 años no consumir pescados con alto contenido en mercurio como pez espada/emperador, atún rojo, algunas especies de tiburón y lucio.


Una actualización de las recomendaciones de la Aesan, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a los grupos de población vulnerable se extiende también a los niños de entre 10 y 14 años, que deben limitar el consumo de esos pescados a 120 gramos al mes, según publica en su página web.


Este organismo explica que la toxicidad del mercurio (Hg) depende de su forma química, tipo y dosis de exposición y edad del consumidor.


Su forma orgánica (metil-mercurio) posee una elevada toxicidad, se disuelve fácilmente en la grasa y atraviesa la barrera hemato-encefálica y la placenta pudiendo provocar alteraciones en el desarrollo neuronal del feto y en niños de corta edad. El metil-mercurio se encuentra mayoritariamente en pescados y mariscos, donde puede llegar a representar más del 90 % del mercurio total. Derivado de la contaminación medioambiental, los peces acumulan mercurio.

Sanidad aconseja no comer atún rojo y lucio a embarazadas y menores de 10
Comentarios