domingo 29/11/20

Sanidad hace la vista gorda y deja que Ayuso cierre Madrid solo los puentes

Moncloa esquiva un nuevo enfrentamiento y deja en manos del consejo interterritorial la decisión de cambiar el decreto de aislamientos
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. VÍCTOR LERENA
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. VÍCTOR LERENA

El Gobierno central decidió este jueves tirar la toalla en su enfrentamiento particular con Isabel Díaz Ayuso. El Ejecutivo de Pedro Sánchez optó directamente por hacer la vista gorda y dejar a la presidenta de la Comunidad de Madrid cerrar la región solo en los puentes de Todos los Santos y en el de La Almudena, 9 de noviembre, festivo en la ciudad de Madrid. Y ello a sabiendas de que este confinamiento perimetral de la comunidad de solo unos días no cabe en el decreto que desarrolla el estado de alarma aprobado el pasado domingo y que estos aislamientos sin el paraguas de la normativa de excepción estatal pueden ser tumbados, como ya ha ocurrido, por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Tras una jornada de confusión en la que Moncloa se negó, tal y como había pedido Ayuso por carta a Pedro Sánchez, a modificar contrarreloj el decreto que obliga a que los cierres sean al menos de 7 días, Sanidad 'pasó por el aro' ante el riesgo de que la Comunidad de Madrid diera luz verde a la salida de sus casi 7 millones de habitantes en plena escalada de contagios.

El departamento que dirige Salvador Illa, esquivando un nuevo conflicto institucional con Ayuso de consecuencias imprevisibles, dejó en manos de la reunión del próximo miércoles del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la decisión de si los encierros pueden limitarse a solo unos días. "Mientras tanto, estarán vigentes las medidas de restricción perimetral que las comunidades adopten de cara a este fin de semana, puente en varias autonomías", apuntó la escueta nota con la que Sanidad blandía su bandera blanca en esta enésima refriega y daba como 'vencedora' de esta nueva escaramuza a la Comunidad de Madrid.

Sorpresa

Antes de que Sanidad acabara por mirar para otro lado, la decisión de la dirigente madrileña de prohibir la entrada y la salida los días 30, 31, 1 y 2, y después los días 6, 7, 8 y 9, había cogido totalmente por sorpresa al Ejecutivo central, que ultimaba una carta de respuesta a la misiva que Ayuso dirigió a Sánchez y en la que le reclamaba que modificara el real decreto del estado de alarma para permitir que los confinamientos perimetrales fueran por días y no con la duración mínima de una semana, tal y como fija el texto que hoy fue aprobado en el Congreso.

Aunque el Gobierno prefirió mirar para otro lado, la posición del Ejecutivo central la había dejado clara la vicepresidenta Carmen Calvo, quien rechazó rotundamente cualquier cambio en el decreto, al tiempo que acusó a Ayuso de actuar "de forma calculada para crear confusión". La 'número 2' de Sánchez acusó a la presidenta de "no estar en la pandemia" sino haciendo "política".

Pero la beligerancia de Calvo finalmente no ganó la batalla en Moncloa ante la amenaza de Madrid de no poner barreras al previsible éxodo. Y es que, poco antes de que Ayuso anunciara el cierre, la presidenta había sido tajante: "Si Sánchez no permite cerrar perimetralmente la Comunidad de Madrid por días, Madrid quedará abierta".

Madrid, cerrado hasta el martes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha firmado el decreto que recoge el cierre de la autonomía desde esta medianoche hasta las 00.00 horas del martes así como desde el viernes 6 de noviembre a las 00.00 horas hasta el martes 10 a las 00.00 horas, según han informado desde el Ejecutivo autonómico.

Así, se limita la entrada y salida de la región durante el Puente de Todos los Santos y el de La Almudena como había solicitado la dirigente madrileña.

Esta nueva normativa, que se hace efectiva a partir de esta próxima medianoche tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), permite mantener todas las medidas hasta ahora en vigor, como las zonas básicas de salud con restricciones o la posibilidad de asistir a cementerios ubicados en áreas también con restricciones.

De esta forma, el Gobierno cumple con los siete días mínimos establecidos en el Real Decreto del Estado de Alarma dictado por el Gobierno de Pedro Sánchez, este pasado 25 de octubre, y de aplicación a la hora de los límites de entradas y salidas de comunidades autónomas.

Excepciones

La Comunidad de Madrid fija la excepción para los desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; por cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.

También se contempla el retorno al lugar de residencia habitual o familiar, el cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Asimismo, se podrá salir o entrar en la región si se trata de desplazamientos a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes; actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; la realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables; o por causa de fuerza mayor. Por otro lado, los trayectos en tránsito a través de la región quedan permitidos.

Sanidad hace la vista gorda y deja que Ayuso cierre Madrid solo los puentes
Comentarios