domingo 22/5/22

Los sedimentos en los que están incrustados los hallazgos arqueológicos se han considerado durante mucho tiempo subproductos sin importancia, pero en realidad son una fuente de biomoléculas antiguas, incluido el ADN, lo que ofrece nuevas oportunidades de investigación.

Un equipo liderado por el Instituto Max Planck (Alemania) ha logrado recuperar ADN de bloques de sedimentos de diversos lugares, entre ellos de las cuevas de Denisova (Rusia).

Y es que el ADN antiguo de humano y de animal puede permanecer localizado de forma estable en los sedimentos, conservado en fragmentos microscópicos de huesos y heces, señala la investigación que publica hoy PNAS. | efe

Los sedimentos arqueológicos son una fuente de biomoléculas antiguas, según un estudio
Comentarios