lunes. 08.08.2022

La séptima ola remite en León con una fuerte bajada de nuevos casos

La provincia registra 335 casos nuevos Bajan casi todos los indicadores de riesgo

Los efectos de la llamada ola silenciosa remiten de manera importante en la provincia de León y de forma general en Castilla y León. En los últimos tres días se han notificado 335 nuevos casos, que elevan la cifra acumulada a 139.403 desde el comienzo de la pandemia. Este aumento de casos deja una sensación muy positiva ya que es considerablemente inferior a la registrada en la anterior actualización el pasado martes, que informó de un ascenso de 419 casos.

Esta mejora de la situación epidemiológica en la provincia también se refleja en los indicadores de riesgo, que experimentan importantes bajadas, a excepción de la tasa de nuevas hospitalizaciones en UCI por COVID, por 100.000 habitantes en siete días que se eleva ligeramente hasta el 1,77. Dichos indicadores reflejan una incidencia acumulada de casos en personas de más de 60 años a 14 días de 746,86 puntos, que baja de los 888,6 que marcaba el pasado martes. Del mismo modo, el nivel de ocupación de camas en los hospitales por casos de covid ha descendido del 10,5% al 8,13%, pasando de encontrarse en riesgo alto a medio. La ocupación de camas de cuidados críticos por casos de covid también ha descendido al nivel medio de riesgo al descender casi seis puntos y colocarse en el 11,94%.

Además, León se ha situado este viernes como la única provincia de Castilla y León que no registra ningún brote activo en ámbitos vulnerables tras superar los dos que tenía hace tres días. En cuanto a la mortalidad, la provincia suma 49 muertes y llega a los 3.308 fallecimientos desde el inicio de la pandemia. 2 de los nuevos decesos se han registrado en los hospitales, ambos en el Complejo Asistencial Universitario de León.

La situación del personal sanitario, que ha preocupado especialmente en esta ola, también ha mejorado y actualmente constan 114 trabajadores del ámbito de la salud en seguimiento.

Atendiendo a la situación por municipios, se ha apreciado un descenso en el número de ellos que se encuentran en riesgo alto, que pasa de 40 a 18. Del mismo modo, han aumentado los municipios que se encuentran en situación de circulación controlada que ya alcanzan los 65. León y Ponferrada por su parte se mantienen entre los 89 municipios que se encuentran en riesgo medio.

A nivel general, la situación de Castilla y León también deja ver una recesión de esta séptima ola. En los últimos días se han notificado 1.774 casos nuevos y la incidencia acumulada en mayores de 60 años a 14 días se sitúa en 752 casos por cada 100.000 habitantes. En cuanto a los indicadores de riesgo de la comunidad preocupa la ocupación de camas hospitalarias por casos de covid, que se encuentra en riesgo alto con un 10,08%. Además la cifra de personas fallecidas con diagnóstico de covid en la comunidad llega a los 16.185 óbitos con 32 nuevos registrados en los hospitales.

La séptima ola remite en León con una fuerte bajada de nuevos casos
Comentarios