jueves 26/5/22

La ciudad oriental china de Shanghái ha intensificado las medidas de prevención en un momento que las autoridades locales definen como «fase crítica» en la lucha contra un rebrote de ómicron que ya deja 36 muertes tras las 11 nuevas registradas este jueves, informan hoy medios locales.

La ciudad detectó este jueves 17.629 contagiados sintomáticos y asintomáticos (contados aparte por las autoridades chinas), cifra que supone un descenso del 4,7% con respecto al día anterior. Sin embargo, el número de muertes creció con respecto a los días previos.

Las pruebas masivas de PCR, uno de los pilares de la estrategia china contra el coronavirus junto con el cierre de fronteras, el aislamiento de contagiados y la limitación de movimientos donde se registran casos, aumentarán en determinados vecindarios de la ciudad, dependiendo de su nivel de contagios. Se limitarán los movimientos de los trabajadores sanitarios y los repartidores entre algunas urbanizaciones para minimizar infecciones entre distintas comunidades, según medios locales. Se han redoblado las tareas de desinfección de espacios públicos y se ha ordenado la colocación de sensores y alarmas en las puertas de aquellos contagiados que reciben permiso para aislarse en sus domicilios, recoge el diario ‘Global Times’.

La viceprimera ministra china Sun Chunlan, enviada por el Gobierno central a Shanghái, pidió a las autoridades locales que «no descansen» hasta rastrear, aislar y tratar a todos los positivos.

Shanghái redobla las restricciones
Comentarios