miércoles 25/11/20

Singapur sirve la cena más cara del mundo

Cé La Vi ofrece una experiencia de 18 platos por 1,8 millones Los comensales recibirán un diamante de 2.08 quilates.

agencias | singapur

Por 1.8 millones de euros, el skybar CéLaVi de Singapore ofrece una cena única que se sirve además con un anillo de diamantes azules de Jane Symore al final de la cena. El conglomerado ruso de diamantes World of Diamonds (WOD) celebra sus quince años de vida con una exuberante cena que seguro dejará sorprendido hasta al paladar más experimentado. La experiencia llevará a dos personas a un extravagante tour por ocho horas. Incluye una jornada sobre el aire, tierra y mar y culmina en una cena de degustación de 18 platos de la gastronomía asiática con el regalo de un anillo de diamantes de 2.08 quilates. Todo comienza con un paseo de 45 minutos en helicóptero sobre el paisaje de Singapore, sequido de uno por tierra en un Rolls-Royce con chofer y navegar en un crucero privado de lujo hasta el Marina Bay Sands Hotel donde los dos invitados cenarán en la parte superior.

En un marco rodeados de 10.000 rosas frescas, una vista de 360 grados de Singapour y una banda en vivo, los comensales podrán disfrutar de 18 platos de comida que incluyen ostras frescas con espuma de champagne, almas Caviar, salmón traído por aire desde Alaska y madera de manzana grillada Mishima con vinos de clase mundial, tales como el champagne Salon “S” de 1988, un Domaine Leflaive Chevalier-Montrachet Grand Cru de 2008 y un Oremus Tokaji Aszú 5 Puttonyos de 1972.

Brindando con los más exquisito vinos y champagne a un lado, los palillos para comer serán personalizados con diamantes grabados y los sillones, diseñados a la medida. Todo ello ha sido fabricados por The Plush para que los comensales se los lleven a su hogar luego de completar la opulenta experiencia culinaria. El plato fuerte de esta experiencia culinaria será la presentación del exclusivo anillo 2.08 quilates Fancy Vivid Blue Jane Seymour (estimado por WOD en $2 millones) a la medianoche, servido con coñac Louis XIII de Remy Martin y contra un telón de fondo de fuegos artificiales.

Singapur sirve la cena más cara del mundo