jueves. 08.12.2022
DL25P45F2-21-02-28-4.jpg

Un equipo internacional de investigadores ha demostrado que en los bebedores habituales, el consumo de alcohol modifica la forma de la materia gris cerebral, lo que, a su vez, aumenta su capacidad de adicción. Los detalles de este estudio traslacional, que ha combinado la investigación básica con ratas y la clínica con humanos, se publican hoy, miércoles, en la revista Science Advances. El estudio está coordinado por los doctores Santiago Canals, del Instituto de Neurociencias UMH-CSIC en Alicante, y Wolfgang Sommer, del Instituto Central de Salud Mental de la Universidad de Heidelberg (Alemania).

El sistema inmune, un aliado para el alcohol
Comentarios