sábado. 25.06.2022

El informe de Cáritas destaca que en 2021 se agravaron problemas «ya existentes» como la soledad y la brecha digital. Aunque no es exclusiva de esa edad, la soledad afecta principalmente a las personas mayores. La presidenta de Cáritas destacó que a través del voluntariado de las Cáritas Parroquiales se impulsó una iniciativa de acompañamiento telefónico a personas mayores o solas, un proyecto que se inició durante el confinamiento «y que está dando sus primeros pasos para consolidarse en el tiempo».

En cuanto a la brecha digital, la institución de la Iglesia puso en macha en la sede, con el apoyo del voluntariado, un servicio para ayudar a realizar todo tipo de gestiones telemáticas a las personas que carecen de los conocimientos o de los medios informáticos. «Hemos equipado también las ludotecas con tablets para la utilización de los niños que acuden a ellas». Esta tecnología digital ha llegado también a varios de los programas de Cáritas, especialmente al de Formación y Empleo. «Un ejemplo para nosotros es la atención a través de videollamadas, la utilización de plantillas digitales para la elaboración de CV, listas de distribución para informar sobre ofertas de empleo y la homologación de la formación ‘online’» .

Soledad y brecha digital
Comentarios