domingo 26/9/21
Sanidad

La tasa de cesáreas en los hospitales del Sacyl ya supera el 23%

cesarea
Un equipo médico realiza una césarea. EFE

El 23,12 por ciento de los partos registrados en 2020 en el conjunto de los hospitales de la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) fue por cesárea, un porcentaje ocho puntos por encima de la tasa marcada por la OMS, que limita esta intervención quirúrgica a un 15 por ciento.

En este sentido, el año pasado se registraron menos alumbramientos -12.415 frente a los 13.045 de 2019-, pero más cesáreas en detrimento de partos vaginales: 2.871 frente a 2.866.

Además, según los datos facilitados a EFE por la Consejería de Sanidad, esta tasa, que representa una oportunidad de mejora de la atención perinatal, oscila entre el 17,85% del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y el 32,47% (casi el doble) del Hospital del Bierzo. Similar porcentaje arroja el Santiago Apóstol de Miranda de Ebro con un 32,32%.

Entre medias se sitúan los hospitales de León (18.84%), Soria (19,41%), Río Hortega (19,43%), Medina del Campo (21,96%), Segovia (22,78%), Ávila (23,58%), Salamanca (23,61%), Clínico de Valladolid (25,86%), Santos Reyes de Aranda de Duero (28,24%), Zamora (28,6%) y Palencia (30,58%).

En todos ellos ha aumentado la tasa en 2020, un año atípico marcado por la pandemia del coronavirus, a excepción del Hospital de Soria, el Río Hortega y el de Medina. De hecho, en este último ha bajado más de cuatro puntos, ya que en 2019 se situó en un 26,10 por ciento.

Este porcentaje de cesáreas al alza, cuyo objetivo en principio es resolver partos difíciles, está estrechamente relacionado con el aumento de la edad materna, que implica una mayor posibilidad de que existan factores de riesgo añadido como diabetes, cardiopatía, hipertensión u obesidad.

El retraso en la edad para ser madre también se traduce en un incremento porcentual de los partos múltiples que, según los datos de Sanidad, en 2020 sumaron los 208 en Castilla y León frente a los 225 de 2019.

León, con 43 alumbramientos de gemelos, mellizos y trillizos en ambos años, se sitúa a la cabeza de la Comunidad en este sentido.

Priorizar el estudio y centrarse en la consecución de un puesto de trabajo, la independencia económica y la estabilidad en la pareja, antes que formar una familia, acaba abocando a muchas parejas a las técnicas de reproducción asistida. Y su auge tiene mucho que ver con un fenómeno que coloca a España entre las primeras posiciones mundiales.

Pero más allá de la fecundación in vitro y la inseminación artificial, detrás de este aumento de los partos múltiples también se esconde la decisión de unas mujeres que cada vez se estrenan en el terreno de la maternidad de manera más tardía, con una edad media situada en los 31,8 años.

Así, el momento para ser madre en Castilla y León se ha retrasado en dos años en las últimas dos décadas. Y es que no son pocas las mujeres que buscan un hijo fuera de su reloj biológico por la dificultad para conciliar la vida laboral, personal y familiar.

A medida que la edad avanza, lo hace el riesgo de embarazo múltiple. La razón reside en que, con el objetivo de mantener el rendimiento, la glándula hipófisis que controla el ovario aumenta la producción de una hormona que se llama FSH y le lleva a desarrollar con más frecuencia más de un ovocito.

La tasa de cesáreas en los hospitales del Sacyl ya supera el 23%
Comentarios