sábado. 28.01.2023
Sony investiga un sistema para producir pantallas más planas, mayores y además más baratas

La televisión salta de la pantalla para poder verse en cualquier lugar

La televisión se ha escapado del televisor y va camino de colarse en los automóviles y los teléfonos móviles, gracias a nuevos dispositivos presentados en Las Vegas para que el espectador nunca tenga que perderse un partido de fútbol. En los últimos años se ha especulado que el PC e Internet ganarían la batalla contra la televisión, en vista de que los jóvenes se sientan cada vez menos delante del televisor. Pero si el vídeo no mató a la estrella de la radio, como decía una canción de The Buggles en 1979, el ordenador tampoco enviará al cajón de los recuerdos a la televisión, según se ha puesto de manifiesto en la Feria Internacional de la Electrónica (CES), que tiene lugar en la capital de los casinos. En Estados Unidos los televisores de cristal líquido (LCD) y plasma han sido la estrella de la temporada navideña y el próximo año las ventas superarán los 18.000 millones de dólares, según la Asociación de Productos Electrónicos (CEA). Sharp se trajo a la CES una pantalla plana de 108 pulgadas de LCD (2,4 metros por 1,3 metros), que afirma que es la mayor fabricada hasta ahora con esa tecnología. Además, Sony investiga formas de bajar el precio de las pantallas a base de diodos orgánicos emisores de luz, según dijeron sus máximos directivos en la Feria. Esos aparatos consumen menos y reducen el grosor de las pantallas planas. Ver la tele de casa desde China El salto en la capacidad reproductora de los televisores obligará a filmar con mayor cualidad y mayor atención al detalle, según destacó en una de las presentaciones en la Feria Jerry Bruckheimer, productor de las películas Piratas del Caribe. Claro que algunas personalidades de la pantalla, incluida la periodista Diane Sawyer, ya se han quejado, pues la alta definición revela las arrugas, los granos y las ojeras con la claridad despiadada de un espejo en el servicio. Un cambio más radical que la calidad de la imagen será el vuelco en el modelo por el que se ha regido la televisión desde la Segunda Guerra Mundial. Mientras el audio ha saltado de la vieja radio a Internet, a las bibliotecas personales del usuario en el PC y a los reproductores de MP3, hasta hace muy poco la televisión se ha visto mayoritariamente confinada al aparato en la esquina de la sala de estar. Las cosas han comenzado a cambiar, sin embargo. Robert Iger, el máximo ejecutivo de Walt Disney, se jactó de que Lost , uno de los programas más vistos de ABC, «puede ser descargado a teléfonos móviles casi en cualquier lugar del mundo, incluso una isla». El siguiente paso es eliminar la barrera entre los aparatos en la casa, lo que en el argot tecnológico se ha bautizado como convergencia . En Las Vegas Pinnacle presentó una nueva versión de su PCTV, que permite al consumidor ver en un ordenador con una conexión a Internet los programas en alta definición que recibe en el televisor de su casa, aunque se haya llevado el portátil de viaje por China. En la dirección contraria, Open Media Network (OMN) ha anunciado que ofrecerá un sistema para transferir del PC al televisor los vídeos y documentales descargados de su página de Internet. Y Samsung presentó una nueva tecnología que permitirá recibir las emisiones digitales de televisión en el automóvil y en el móvil, aunque sólo de estaciones locales. El resultado final será la supresión de las diferencias entre plataformas, de manera que las telenovelas podrán ser vistas por las tardes en cualquier aparato con una pantalla que esté conectada por una señal inalámbrica a un servidor central en una casa. No obstante, esta tendencia inquieta a los canales de televisión, que temen que una señal tan fácilmente transferible sea blanco de la piratería. Aún así, no pueden quedarse atrás de los tiempos. Una de las grandes sorpresas del año pasado fue la popularidad de YouTube , una página de Internet donde cualquier persona puede colocar su video, lo que también constituye una amenaza para los canales de televisión.

La televisión salta de la pantalla para poder verse en cualquier lugar
Comentarios