sábado 27/2/21

Los test arrojan 70 positivos en el cribado de la ULE

Los responsables sanitarios esperan bajar la incidencia del virus en dos semanas
Realización de test de antígenos en la Universidad de León, ayer. JESÚS F. SALVADORES

«Por responsabilidad». Esa fue la frase más repetida ayer por los estudiantes que a las nueve de la mañana, con siete grados bajo cero, acudían a realizarse las pruebas de antígenos en el cribado organizado en la Universidad de León con Atención Primaria. Ante la baja participación en las dos primeras horas, los organizadores hicieron un llamamiento también a las personas que tuvieran tarjeta sanitaria en el centro de salud de Eras de Renueva y de la Palomera. El cribado masivo arrojó 70 positivos de entre las 6.282 personas que se hicieron la prueba.

En concreto, veinte de estos resultados positivos son de la comunidad universitaria; los cincuenta restantes corresponden a vecinos de Eras de Renueva y de la Palomera. Estos positivos suponen el 1,1 por ciento, no presentan síntomas y, desde el momento en el que se les ha facilitado el resultado de la prueba, se encuentran aislados, lo que evita la propagación del virus.

Ángela Toledano tiene 18 años. Estudia Ciencia y Tecnología en la Universidad de León. «Venimos para controlar todo esto un poco, que el virus se frene, y para estar tranquilos en la residencia en la que vivimos». El mismo argumento que utilizan Aitor Álvarez, de 21 años y estudiante de Derecho, como Paula Calzada y Carlota Guinea. Carla Álvarez, que trabaja en la Fundación de la Universidad de León en el Centro de Idiomas, asegura que «es importante hacerse el cribado, si la incidencia es tan alta es porque algo pasa».

El coordinador de los equipos covid de la Universidad de León, Vicente Martín, defendió los cribados masivos para atajar el virus «cuando está en plena eclosión para controlarlo y reducir los contagios» y calificó un éxito la convocatoria. Actualmente hay 175 alumnos de la Universidad de León que están en cuarentena, 55 contagiados con el virus y el resto por contacto directo.

El gerente de Atención Primaria, José Pedro Fernández Vázquez, también calificó la convocatoria de éxito y agradeció la participación. «Haremos cribados masivos donde veamos que se necesita, es la única manera de controlar el virus» y confía en poder frenar la incidencia en dos semanas si se cumplen las restricciones.

Los test arrojan 70 positivos en el cribado de la ULE