miércoles 5/8/20

Los trasplantes recobran el pulso

El sábado se realizó en León la cuarta extracción de órganos desde que cedió la pandemia en mayo Valladolid, Salamanca y Madrid reciben el hígado y los dos riñones para su trasplante
Un quirófano del Hospital del Val D’Hebron durante una operación de trasplante. EFE
Un quirófano del Hospital del Val D’Hebron durante una operación de trasplante. EFE

En el conjunto de Castilla y León, el sistema de donación y trasplante de órganos ha recuperado la actividad normal prácticamente en su totalidad y ha logrado cerrar el primer semestre casi con las mismas cifras que en el mismo periodo de 2019.

En concreto, en el primer semestre de este año se ha llegado a 43 donantes que han generado 132 frente a los 49 y 157 del mismo periodo de 2019, de forma que se ha salido de manera «bastante razonable», según ha explicado en declaraciones a Europa Press el coordinador regional de Trasplantes, Pablo Ucio.

De hecho, la solidaridad de los donantes y el trabajo que se realiza han permitido que se hayan llevado a cabo 45 trasplantes renales en el primer semestre frente a 69 el año pasado, seis cardiacos frente a siete del ejercicio anterior o 41 córneas frente a 34, caso este último en el que incluso se supera el registro del periodo de 2019.

La pandemia ha impedido la mejora de los datos del pasado año, algo a lo que se apuntaba por los buenos datos del primer trimestre, que iba «muy bien», pero entre finales de marzo y sobre todo abril se ha producido una paralización hasta el punto de que en esos dos meses sólo se contabilizan dos trasplantes cardiacos en la Comunidad.

Un hombre de edad avanzada que sufrió un traumatismo cráneo encefálico a consecuencia de una caída es el cuarto donante leonés que se registra en León después de que se reanudaran en mayo las extracciones de órganos tras el parón de la pandemia.

La familia del fallecido accidentado dio el visto bueno tras activarse el protocolo de donación de órganos en la UCI del Hospital de León.

Los órganos, hígado y dos riñones, se extrajeron con éxito y se trasplantaron en el Hospital Universitario del Río Hortega, de Valladolid, en el caso del hígado y en Salamanca y Madrid en el caso de los riñones, según confirmó la coordinadora de la Unidad de Trasplantes del Caule, Ana María Domínguez Berrot.

La primera extracción de órganos tras la pandemia se realizó en el mes de mayo en el hospital leonés. Dos más se realizaron en junio y la cuarta el pasado sábado. Otras dos ocasiones que se presentaron en plena pandemia, tanto por idoneidad de los donantes como asentimiento de las familias, no se llegaron a realizar al no existir infraestructuras disponibles en los hospitales receptores a causa del Covid-19.

La doctora Domínguez Berrot señaló que con las cuatro extracciones realizadas desde mayo en el Hospital de León «se recupera el ritmo, pero va a ser imposible que alcancemos la cifra de donantes del año pasado, un total de 37, porque hemos tenido tres meses de parón».

Desde primeros de año se han producido en el centro leonés nueve donaciones, cuando el ritmo habitual es de 3 a 5 por mes, indica la coordinadora. El año pasado se registraon en la provincia leonesa 37 donaciones, 36 en el Hospital de León, y una en el del Bierzo. Una cifra histórica, según Ana María Domínguez Berrot, que logró salvar más un centenar de vidas. De 125 órganos extráidos, además de 62 córneas, sólo fallaron dos hígados.

Berrot confía en que la evolución de la pandemia, con los preocupantes brotes que se están viendo en otras comunidades, no haga dar marcha atrás a las medidas de normalización sanitaria y que el año concluya con cifras aceptables de donación. «Pero no sabemos lo que va a pasar», enfatizó.

Los trasplantes recobran el pulso