lunes 25/10/21

El triunfo de tres «influencers» más allá del ‘like’: dar voz a la discapacidad

Higón conoció su enfermedad en las redes. N. H.

Suman más de medio millón de seguidores en Instagram. Entre publicaciones de moda, retos virales, bailes y lujo, tres jóvenes se han hecho un hueco en el espacio virtual para visibilizar su discapacidad y sus problemas de salud ante una comunidad que aumenta día a día.

Una prótesis en cada extremidad, una silla de ruedas y siete enfermedades raras. En la primera página de sus perfiles de Instagram, Cisco García, Davide Morana y Noah Higón ya avisan de lo que los seguidores encontrarán en sus cuentas. Sus discapacidades y enfermedades han marcado sus biografías, pero no sus vidas, como relatan a Efe. Hay diagnósticos que llegan en una consulta del hospital, pero el de Noah Higón llegó gracias a Instagram. Encontró a través de esta red a un médico especialista que logró ponerle nombre y apellido a sus siete enfermedades raras. Davide Morana consiguió financiar las prótesis que necesitaba gracias a una campaña en redes que le permitió poder volver a utilizar sus manos y pies.

A Cisco García escudriñar en las redes le ha servido para encontrar sillas de ruedas adaptadas a sus necesidades. Ahora son ellos, cada uno a su manera, los que dan respuesta a sus seguidores. Reciben mensajes no solo de perfiles con los que comparten su discapacidad, sino también de familiares o incluso de personas ajenas a esa realidad. «Al principio me ofendía la palabra ‘influencer’, no me gustaba». Cisco tiene 290.000 seguidores. Cuando el próximo fin de semana se vaya de vacaciones a Tarifa y salga de noche a una discoteca, sabe que las miradas no recaerán en su popularidad, sino en su silla. En noviembre de 2016, once meses después de que un accidente haciendo «snow» le dejase en silla de ruedas, abrió su cuenta de Instagram. | c. andrade / c.. arcos

El triunfo de tres «influencers» más allá del ‘like’: dar voz a la discapacidad
Comentarios