sábado 21/5/22

La última esperanza de Lupe es un fraude

Paralizada la campaña de recogida de fondos para un falso caso de cáncer. Era una historia conmovedora. Una chica con cáncer necesitaba ayuda para un tratamiento de 100.000 euros. Con la mitad se arreglaba. Las pesquisas periodísticas de Diario de León para verificar la justificación se toparon con un cúmulo de mentiras y la campaña se cerró.
                      Fotografía de la campaña ayer a las 14.57 horas poco antes de que fuera paralizada al descubrirse el fraude. DL
Fotografía de la campaña ayer a las 14.57 horas poco antes de que fuera paralizada al descubrirse el fraude. DL

La campaña de recaudación médica Lupe Ensayo Clínico Oncológico creada el martes en la plataforma Gofundme se paró cuando había recaudado 1.395 euros de 74 donantes. En 24 horas, solo con el boca a boca del círculo de compañeras y compañeros de trabajo, había logrado cumplir el 2,79% de objetivo.

Lupe es trabajadora en una empresa de televenta de León y está de excedencia. Esta semana se puso en contacto con la empresa para pedir reincorporarse porque, según aseguran ella y la compañera que inició la campaña, así podría solicitar un préstamo. El motivo era que necesitaba con urgencia 50.000 euros para un tratamiento experimental para tratar el cáncer.

Era una solución imposible. Lupe decía que estaba ingresada. Conmovida por la situación, la jefa le ofrece iniciar una campaña de recaudación de fondos en una plataforma para conseguir el dinero. El martes al mediodía ya estaba circulando por las redes la campaña para pedir ayuda para «salvar la vida de nuestra amiga».

«Guadalupe vive en Léon, tiene 32 años y un diagnóstico de Condrosarcoma y Meningioma sin evolución ni mejora con infinidad de tratamientos ya probados», decía la carta de presentación en la plataforma. a campaña para pedir ayuda para «salvar la vida de nuestra amiga». El enlace a la plataforma salió del círculo de las trabajadoras. También pidieron ayuda a la prensa a través de un conocido. La conmovedora historia tenía todos los visos de encontrar la empatía periodística y de los lectores.

El caso de Lupe pasó sin filtros la plataforma de crowdfunding, pero no superó el rigor de contraste de la noticia. Diario de León solicitó hablar con la paciente, informes médicos y un justificante del coste del tratamiento. La primera alerta saltó cuando la intermediaria remitió por correo electrónico un documento con un recibo de 100.000 euros, sin IVA ni membrete.

El primer informe médico remitido a este periódico, con fecha de 2-10-2021, está firmado por el médico del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid, Juan Viaño López. Una sencilla búsqueda en internet desveló que este doctor, fundador de la unidad de radiodiagnóstico, falleció el 2 de mayo de 2019, extremo corroborado por la clínica. La última historia clínica de la paciente en este centro sanitario es de 2017.

En otro informe médico con el membrete del hospital Nuestra Señora del Rosario y con fecha de ayer mismo se detalla que Guadalupe fue incluida en el ensayo clínico con «naxitamab, un anticuerpo monoclonal que funciona básicamente localizando y atacando unas moléculas, GD2, que se encuentran en la superficie de las células». Nuevamente, el documento viene con la firma falta del doctor Viaño. Los ensayos clínicos no requieren pagos por parte de los pacientes.

Cuando este periódico se interesó por el hospital donde estaba ingresada la supuesta paciente, la respuesta fue que se encontraba en El Escorial. Ayer no había ninguna paciente con su nombre en este centro sanitario público. La sarta de mentiras incluía cosas tan rocambolescas como que el tratamiento sería realizado por el Hospital Nuestra Señora del Rosario y el Hospital del Niño Jesús (un hospital pediátrico y público).

La campaña empezó a recaudar fondos y por la tarde ya había 690 euros donados. Hoy al mediodía eran 1.395 euros. Y ahí se paró. Las constantes preguntas desde el periódico dieron un viraje al asunto. La promotora de la campaña asegura que la paró al darse cuenta de que era fraude. Tamara se desvincula totalmente del fraude, asegura que ella y sus compañeros han sido engañados, que se ha devuelto el dinero a las personas donantes y que denunciará el caso en la Comisaría.

«Nos ha pedido que no la denunciemos, que no puede ir a la cárcel», asegura su compañera. «Nos ha engañado a todos y estamos hechos una mierda con la decepción que tenemos», asegura. «Desde que lleva aquí hace tres años nos ha dicho que había tenido un cáncer que le había hecho metástasis en el pulmón». Nadie descarta que Lupe esté enferma. En las estafas suele haber un listo y un incauto, pero nunca se sabe...la impide acceder al tratamiento.

La última esperanza de Lupe es un fraude
Comentarios