domingo. 29.01.2023
                      Nido de ametralladora en Villamanín. JAVIER LLAMAZARES GONZÁLEZ
Nido de ametralladora en Villamanín. JAVIER LLAMAZARES GONZÁLEZ

Los nidos de ametralladora republicanos construidos en los términos municipales de Matallana de Torío, Cármenes, La Robla y Villamanín a finales de 1937, poco antes de la caída del Frente Norte, cobran relevancia en la revista académica Ebre 38. Revista Internacional de la Guerra Civil

Española (1936-1938) de la Universidad de Barcelona.

El trabajo, cuya autoría corresponde al arqueólogo Javier Llamazares González y a los investigadores Sergio Arias García y Daniel Castañón González, destaca que estas construcciones de hormigón «constituyeron una pieza clave en la defensa de los puertos de Piedrafita y Pajares durante el año 1937».

Se basan en la revisión de diferentes publicaciones científicas, así como en el estudio de la documentación original, como los

planos de las posiciones del término municipal de Villamanín. Además, han elaborado planimetrías a partir de la prospección intensiva sobre el terreno.

Los autores han concluido que los «elementos arquitectónicos defensivos objeto deestudio muestran una alta estandarización morfológica y estructural en un ejercicio de aplicación racional del esfuerzo de guerra, si bien con una cierta flexibilidad de adaptación a las condiciones

del terreno y a los requerimientos tácticos».

Con estos patrones, los ingenieros republicanos pudieron calcular «la inversión de tiempo, material y personal que iba a requerir cada abrigo activo» y facilitó su ejecución el hecho de disponer de materiales de obra de semejantes características (encofrados, enrejados…).

El estudio apunta que los asentamientos blindados para arma automática que se construyeron a finales de 1937 en el sector de Pola de Gordón son de formas simples. Se trata de cilindros de hormigón con una o dos troneras en su parte frontal. El ejemplar de Peñas de Fontañán, de planta poligonal y cuatro troneras, es una excepción. Todos ellos suponen «el traslado al hormigón del modelo de abrigo activo para arma automática en barbeta que aparece en los manuales, situado al final de una zanja de comunicación y con protección de sacos

terreros». Los investigadores piensan que «la forma cilíndrica pudo ser una solución eficaz ante el impacto de proyectiles, ya que su curvatura exterior contribuiría a desviar la dirección de estos».

Se trata de un modelo que fue probado durante la Gran Guerra (1914-1918), añaden, «como demuestra el pillbox prefabricado de planta circular diseñado por Sir Ernest William Moir en 1918, el pillbox proyectado por el general y arquitecto J. Talbot Hobbs, comandante de la 5ª División Australiana o el blockhaus pour mitralleuse del ejército francés. El empleo de hormigón por parte del bando republicano en las obras de fortificación de campaña del Frente de León señalan que «fue tardío y como respuesta a la generalización de la ofensiva franquista en el Frente Norte a partir del 9 de junio de 1937», apuntan.

Una teoría que basan en las inscripciones realizadas en los abrigos activos de Pico del Águila (25 de julio de 1937), Alboleya (20 de agosto de 1937), Cueto Salón (2 de septiembre de 1937) y La Candanosa (15 de octubre de 1937), los asentamientos blindados inconclusos de Peñas de Fontañán, La Congota, el Canto la Bis, la cota 1.222 o Formigoso, y los descimbrados parciales de los nidos de ametralladora de La Espina II y Los Torales.

Esta operación fue «un intento frenético por dar solidez a las líneas defensivas leonesas en torno a los puertos de montaña de la Cordillera Cantábrica», valoran. Fracasaron. El 21 de octubre de 1937, con la llegada de la IV Brigada de Navarra a Gijón, se dio por liquidado el Frente Norte entre Asturias y León.

Los investigadores destacan que con este estudio pretenden poner en valor y contribuir a la conservación de los nidos de ametralladora como elementos singulares de la Guerra Civil en León. El artículo fue publicado ayer y se puede acceder a su contenido completo a través del enlace https://revistes.ub.edu/index.php/ebre38/article/view/41215 

Las últimas balas del Frente Norte
Comentarios