lunes 28/9/20

La vacuna del VPH llega a 4.500 leonesas

Ayer comenzó la campaña de vacunación contra el virus del papiloma humano, causante del cáncer de cuello de útero, entre otros.
La vacuna del VPH llega a 4.500 leonesas

cristina fanjul | león

«Entre el 75 y el 80% de las personas ha estado en contacto con el virus del Papiloma Humano en algún momento de su vida. Lo que ocurre es que en el 90% de los casos, el sistema inmunitario acaba con él. El problema es el 10% restante», destaca Beatriz Suárez, ginecóloga del Centro Ginecológico de la Clínica San Francisco de León. Ayer comenzó la campaña de vacunación del VPH, que este año, según los datos proporcionados por el Sacyl, incluirá a dos cohortes: las niñas nacidas en los años 2004 y 2005. La Consejería de Sanidad ha repartido por los centros de salud de León un total de 3.697 vacunas para la primera dosis y en el servicio de Atención Primaria se han recibido alrededor de 4.500 dosis. La diferencia entre ambas cifras hay que buscarla en el hecho de que hay niñas que no fueron vacunadas en campañas anteriores y que ahora desean hacerlo. Por otro lado, y según se subraya desde el Sacyl, las dosis que sobren serán utilizadas para la segunda dosis. El calendario oficial de vacunaciones de la infancia de Castilla y León marca los 12 años para la vacunación frente al VPH y establece que se realizará por campaña específica. El Virus del Papiloma Humano no puede provocar tan sólo cáncer de cuello de útero. Su infección también puede derivar en tumores de pene, ano y cáncer orofaringeo. Este último tiene mayor incidencia en el hombre que en la mujer. De hecho, en Estados Unidos, ya se vacuna a los hombres. «La idea en España es que cuanto más amplia sea la cobertura de vacunación, más se protegerá a la colectividad», explica la doctora Suárez, que subraya que cada año se infectan del virus en el mundo 290.000.000 de personas. De ellas, 528.000, desarrolla cáncer de cuello de útero, mientras que el virus provoca 265.000 muertes anuales.

El virus del papiloma humano es la segunda enfermedad de trasmisión sexual más frecuente después del herpes común, dato que revela la importancia de que los niños reciban la vacuna. La doctora Suárez explica que la edad media en el inicio de las relaciones sexuales se sitúa en la actualidad en los 14,6 años. «Lo ideal es conseguir que en el momento de la vacunación, el paciente no haya tenido ningún tipo de relación sexual», añade, y precisa que esa es la razón por la cual en la comunidad la edad de vacunación se establece en los 12 años». Y es que con ello se busca que la inmunidad frente al virus sea más potente.

Factores de riesgo

Hay varios factores que incrementan el riesgo de ser infectado por el virus de papiloma humano. En primer lugar, el inicio precoz de las relaciones sexuales. Además, el número de compañeros sexuales es otro elemento que aumenta la posibilidad de contraer el VPH. «En España, los casos de cáncer de cuello de útero han disminuido debido al aumento de las citologías», sostiene Beatriz Suárez, que precisa que las lesiones se diagnostican en estadios de lesión premaligna, con lo que la cirugía es mínimamente invasiva. «Por eso resultan tan importantes las revisiones», defiende. Los tumores de pene, ano y cáncer orofaringeo son igual de agresivos. El problema se produce porque la prevención es menor, con lo que el diagnóstico suele llegar en un estadio más avanzado.

La doctora Suárez subraya la importancia de utilizar el preservativo desde el inicio de la relación sexual y destaca que en el caso del hombre, la circuncisión disminuye la incidencia de contraer el virus. En este sentido, explica que, si bien el calendario oficial no incluye a los niños, éstos pueden ser vacunados.

La experta defiende la vacunación y asegura que los únicos efectos secundarios que pueden surgir tras la aplicación de la vacuna son la irritación local en el punto de inyección (77%) y un leve dolor de cabeza, que sufre el 16,6% de los pacientes. «Cada año se administran 200 millones de dosis a nivel mundial. Se administran tres dosis en seis meses. En ese lapso temporal pueden suceder cosas que no tengan nada que ver con la administración de la vacuna», manifiesta la doctora, que incide en que no existe ningún estudio que asocie la vacuna con evento adverso alguno.

La doctora Suárez Álvarez explica que hay muchos niños infectados con el virus del papiloma humano. Sin embargo, le quita hierro a la afirmación y asegura que los jóvenes suelen eliminarlo porque tienen una inmunidad muy potente. Así, explica que no se ha detectado cáncer de cuello de útero en menores puesto que desde que una persona se infecta con el VPH hasta que puede desarrollar la enfermedad suelen pasar al menos diez años. Manifiesta además que el cambio de hábitos sexuales en la juventud incrementa el riesgo puesto que la promiscuidad (fenómeno conocido con el nombre de parejas estables sucesivas) aumenta las posibilidades de contraer el virus.

La vacuna del VPH llega a 4.500 leonesas