jueves 12.12.2019
Salud

«Vamos justos de sangre»

La media de donaciones de sangre de los donantes de León -11.270 en 2018- es de 1,5 veces al año. La caída de la población y el envejecimiento ponen en riesgo la joya de la corona del altruismo de la sanidad. "Vamos a machacar en los institutos, aunque ahora no pueden donr sembramos futuro".
Martín Manceñido, presidente de la Federación Nacional de Donantes de Sangre, en una rueda de prensa reciente en León. RAMIRO
Martín Manceñido, presidente de la Federación Nacional de Donantes de Sangre, en una rueda de prensa reciente en León. RAMIRO

La donación altruista, voluntaria, universal y gratuita de sangre es una de las joyas de la corona de la sanidad española. La caída de la población, con el triple de muertes que de nacimientos en León, unido al envejecimiento y a una media de donaciones de 1,5 veces al año por cada donante —aunque hay grandes donantes fieles que donan cuatro veces al año si son hombres y tres si son mujeres—, según los datos que acaba de publicar la Consejería de Sanidad en su portal de transparencia, mantienen en alerta a las hermandades de sangre y al Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León que durante este verano han lanzado varios avisos para pedir a la población que acuda a los centros y unidades móviles acreditadas. «La mitad de los donantes que tenemos dona una vez al año y necesitamos aumentar ese índice de repetición. Más no podemos hacer, nos dejamos la piel», afirma el presidente nacional de los donantes de sangre, Martín Manceñido. Un verano «flojo» en donaciones se suma a un «ajustado» aunque «mantenido» objetivo de cubrir las necesidades hospitalarias.

 

La tendencia a la baja es lo que preocupa a las autoridades sanitarias. Aunque el número de donaciones creció ligeramente en la provincia en el año 2018 con respecto al año anterior con 300 donaciones y donantes más, el esfuerzo de las campañas, las colectas y llamadas a la ciudadanía, no se nota en la evolución de los últimos cinco años. Desde 2015 se han perdido mil donaciones y 800 donantes en la provincia.

Los universitarios leoneses realizan una media de mil donaciones de sangre al año

 

Las hermandades y las autoridades sanitarias ponen la lupa en la gente joven. Los estadísticas de la Consejería de Sanidad reflejan una constante caída de donantes leoneses de entre 18 y 25 años entre los años 2011 y 2016 con 2.243, 2.150 2.268, 2.131, 1.910 y 1.724 donantes respectivamente. Sin embargo, la comparativa con los dos últimos años completos no es posible ya que en 2017 y 2018 la Consejería de Sanidad incluye en las estadísticas a jóvenes de entre los 18 y los 29 años, tres años más de los que contaba hasta entonces. Pero la evolución es la misma, los donantes de esa edad pasan de los 2.919 en 2017 a 2.657 en 2018, 216 menos.

 

Manceñido confía en ellos para mantener las reservas. La respuesta de los universitarios de León a los llamamientos de la Hermandad siempre supera las expectativas. «En el último año, los universitarios han realizado mil donaciones, una respuesta muy positiva. Los donantes de las comarcas de La Bañeza, Astorga y Órbigo rozan esa cifra, con 700 y 900 donaciones. En el montante total esas cifras suponen muchísimo». En el punto fijo en José Aguado se realizan 4.000 donaciones al año.

graficodonaciones

La Hermandad de Donantes de Sangre «machacará» —en palabras de Manceñido— en colegios e institutos. Ya han firmado con el Ayuntamiento de León el tercer convenio que les permitirá llegar a 36 colegios de León en el próximo curso académico. «Aunque ahora no van a donar, es fundamental hacer ese trabajo para el futuro con charlas y reparto de folletos». A los pueblos llegan gracias a la Diputación, con el reparto de información, charlas y folletos en los bibliobuses que reparten libros en la zona rural. «Hemos explorado ya todas las posibilidades pero no ya no podemos hacer más. Hay un tercio de la población a la que no llegamos en la zona rural, pero porque sabemos que la población está envejecida y no van a ser donantes. Hemos crecido poco».

 

La sangre no falta en el Centro de Transfusión para cubrir las necesidades. «Estamos justos. Hemos pasado un verano sin alardes. Estamos intentando por todos los medios que nuestros donantes aumenten el número de donaciones. La mitad dona una vez al año».

 

Las donaciones con aféresis crecen un 13,2% en Castilla y León hasta los 5.230 procesos. La aféresis es una técnica mediante la cual se conecta al donante a un equipo que extrae sangre total, la centrifuga, separa las plaquetas y el pasma) en la cantidad fijada y devuelve los glóbulos rojos al donante. Las plaquetas se utilizan para pacientes oncológicos y el plasma para producción hemoderivados.

«Vamos justos de sangre»