miércoles 25/5/22

Marina Serna, estudiante de Biotecnología en la Universidad de León y Eloy Bécares Mantecón, profesor de la Facultad de Biología y Ciencias Ambientales son las dos caras visibles de Rebelión Científica en León.

«Desde que estoy viva el cambio climático está vigente», comenta la joven de 19 años. Y desde que era una niña empezó a involucrarse en actividades ambientales. Desde actividades escolares hasta la limpieza de playas.

Pertenece a la generación que ha visto a una adolescente, Greta Thumberg, hablar a los adultos que dirigen el mundo con una seriedad que no se espera de su edad. Tiene las ideas claras y la conciencia firme.

Y después de dos años estudiando Biotecnología, esta joven cántabra se siente parte de esa comunidad científica que espolea a la clase política para que actúe y a la sociedad para que lo exija. «Damos inicio al grupo local de León para pasar a la movilización», apunta sobre el acto que maña será el pistoletazo de salida de Rebelión Científica en León. «No es un proyecto que vayamos a dejar a medias, no vamos a parar. La gravedad de la situación no nos deja otra opción», apostilla.

El objetivo es movilizar, como mínimo, al 3,5% de la población. Es lo que se necesita para que un movimiento de cambio social y político no violento tenga éxito. La politóloga estadounidense Erica Chenoweth ha estudiado otros movimientos similares como la lucha por el voto femenino y la independencia de la India para establecer esta teoría.

Marina Serna señala que la creación de grupos locales de la comunidad científica —estudiantes, como personal de investigación y docente— que se sumen a Rebelión Científica es «crucial» porque «a nivel local se consiguen impactos importantes» y también para ensanchar las movilizaciones a nivel nacional.

Marina Serna, cántabra de origen que eligió León para estudiar Biotecnología, será la encargada de presentar mañana en León los postulados de Rebelión Científica en León, junto con Víctor de Santos, uno de los integrantes de la plataforma a nivel estatal. Después de León, el movimiento se presentará en Salamanca.

«No vamos a parar porque no hay otra opción, la situación es muy grave»
Comentarios