sábado 10/4/21
Toribio y Francisca | 87 y 86 años

«A ver si para el próximo año ya no lo tenemos»

La esperanza en que la vacunación mejore la situación da fuerza a las personas mayores para aguantar la espera en el Palacio de Exposiciones a recibir su dosis. Toribio y su esposa, María Jovita, de 87 y 84 años, fueron dos de las personas citadas ayer para completar su inmunización. «A ver si para el próximo año ya no lo tenemos», comentó el hombre mientras esperaba sentado en uno de los bancos de piedra del exterior. Su mujer guardaba la cola. En el mismo banco, Francisca Fuertes Rubio, de 86 años, comentaba que en la primera dosis no sintió nadie, apenas un moratón. «Nos encontramos con esta cola, pero hay que hacerlo», señaló. «Es un trastorno, un gasto para el Estado y... los que se han ido. Yo me he encontrado bien y me cuido mucho», señaló.

«A ver si para el próximo año ya no lo tenemos»
Comentarios