jueves 5/8/21

Un verano caluroso hasta mediados de octubre

La temperatura de la primavera de León sube casi un grado en los últimos diez años y las lluvias acumuladas caen un 47%

El verano, que comienza el lunes, será muy caluroso y se prolongará hasta mediados de octubre. Así lo anunciaron ayer el jefe del Grupo de Predicción de la Aemet en Castilla y León, Jesús Gordaliza, El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio álvarez, y el jefe del Grupo de Predicción y Vigilancia de la Aemet en Castilla y León, Jesús Gordaliza, que ofrecieron datos que demuestran que la primavera de este año ha registrado una temperatura media en León de 10,6ºC, , 0,9 décimas por encima de los 9,7 ºC de la media registrada entre los años 1981 y 2010. Durante gran parte de la primavera en Castilla y León, en la que sólo Burgos experimenta un descenso de los termómetros de -0,1 grados, destacan los episodios más cálidos que de costumbre, lo que vino acompañado de un descenso de los días de lluvia. La precipitación media acumulada en el área de León descendió un 47%, la segunda caída de toda la Comunidad por detrás sólo de Ponferrada, con un 55% menos.

La primavera en Castilla y León fue cálidad, con una media de entre 0,4 y 0,7 grados superior ya que las temperaturas máximas han sido las que han tenido un comportamiento «más destacado» con valores por encima de su promedio mientras que la previsión es que el verano se alargue hasta mediados del mes de octubre».

A alargarse el verano se acorta el invierno y ahora «son ya apenas dos meses y medio», precisó Gordaliza, quien indicó que las «horquillas están variando con respecto a lo que se considera un invierno o un verano normal».

Sin embargo, las estaciones intermedias—otoño y primavera— «están más o menos durando lo mismo aunque variando temporalmente» aunque en el caso de la primavera se adelanta en el tiempo pero se acorta después, por lo que el verano comienza antes.

La temperatura máxima más alta en el mes de mayo se registró el día 29 en Candelada (Ávila), con 34,9 ºC, y la mínima más baja se registró el día 11 de ese mismo mes en el puerto de San Isidro en León y La Covatilla (Salamanca), con -3,4 º C.

Un verano de mucho calor

El próximo verano, que comenzará a las 5,32 horas del 21 de junio, tendrá una temperatura media de dos grados por encima de lo normal y con las precipitaciones habituales de la época, con algún episodio de tormentas.

Los episodios de tormentas de las últimas fechas continuarán el fin de semana, aunque en menor medida, y las temperaturas bajarán dos grados la semana comprendida entre el 21 y el 27 de junio, sin que se esperen tantas precipitaciones como durante las últimas horas.

La próxima semana se dividirá en dos, ya que se prevé que al principio las máximas bajen entre seis y diez grados, aunque a mitad de semana subirá para llegar a oscilar entre 25 y 30 grados.

Un verano caluroso hasta mediados de octubre