domingo 9/5/21

Villa y corte en compás de espera para el puente

El TSJM rechazó las prohibiciones de movilidad Ayuso ofrece diálogo al Gobierno y pide a los madrileños que no salgan de Madrid

A punto de comenzar el puente de El Pilar, los madrileños mantienen la incógnita sobre las medidas que el Gobierno regional y central prevén consensuar contra el coronavirus, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid haya rechazado las restricciones a la movilidad decretadas por Sanidad en diez municipios, incluida la capital.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado ratificar estas restricciones, en concreto el confinamiento perimetral en vigor desde el viernes 2 de octubre, al entender que son «una injerencia de los poderes públicos en los derechos fundamentales de los ciudadanos sin habilitación legal que la ampare».

En cualquier caso, continúan en vigor las restricciones de aforos y horarios en establecimientos comerciales y de hostelería.

Ahora, y después de semanas de enfrentamientos por la resolución decretada por el Ministerio de Sanidad para el confinamiento perimetral, la intención del Gobierno central y madrileño tras el auto del TSJM es consensuar nuevas medidas para tratar de frenar la expansión del coronavirus en la región.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está trabajando en una nueva orden «completa pero sencilla» que trasladará al Gobierno central, según han señalado fuentes del Ejecutivo regional.

Todas las medidas
Sánchez no descarta decretar el estado de alarma para contener la pandemia en Madrid

Es el requisito que han planteado para mantener una nueva reunión del Grupo covid-19 entre ambas administraciones, encuentro que ha pedido por la mañana el ministro de Sanidad, Salvador Illa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho tras conocer el auto que es preciso «poner todos los instrumentos y medidas encima de la mesa», sin descartar la declaración del estado de alarma.

«Ese instrumento, como otros, el Gobierno siempre los ha contemplado», ha comentado Sánchez —de viaje en Argelia— tras recordar que el Ejecutivo fue partidario de prorrogar dos semanas más el estado de alarma en junio, pero no había consenso parlamentario para ello.

Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha ofrecido diálogo al Gobierno nacional para consensuar unas medidas para contener la expansión del coronavirus en la región que sean «sensatas, justas y ponderadas». En su opinión, las medidas decretadas por el Ministerio de Sanidad en municipios de más de 100.000 habitantes con una tasa superior a 500 eran «precipitadas, no consensuadas y afectaban a derechos fundamentales de millones de ciudadanos», como han «corroborado los tribunales». Ayuso ha defendido seguir adelante con las restricciones que había adoptado.

Villa y corte en compás de espera para el puente
Comentarios