lunes. 05.12.2022

Villadangos votará la exhumación de los represaliados de 1936

Las familias y la ARMH visitan el cementerio con representantes vecinales
Familiares de víctimas de la represión en el cementerio. GAITERO

La intervención en el cementerio de Villadangos con el fin de recuperar restos de las más de 70 personas fusiladas en el monte de este pueblo tras el golpe de estado de julio de 1936 será sometida a un concejo abierto, confirmó ayer el pedáneo, José Sarmiento.

La Junta Vecinal recibió ayer a una representación de familiares de las personas represaliadas y a un técnico de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y juntos visitaron el cementerio para señalar in situ las áreas de la intervención. También estuvo presente el expedáneo, Cipriano García. en cuyo mandato se realizó la ampliación del cementerio.

«No hay inconveniente, haré un concejo y se hará lo que decida el pueblo siempre que tengan los permisos y licencias que les piden», comentó Sarmiento. «Ellos lo quieren hacer lo mejor posible y les invitaremos a que asistan al concejo para que lo expliquen», añadió.

El alcalde

«Un ayuntamiento no concede licencias de forma arbitraria, ni debe saltarse trámites»

En nombre de las familias, la periodista Olga Rodríguez, bisnieta de uno de los represaliados, señalaron que fue «una reunión cordial» en la que Marco González, en representación de la ARMH, explicó que las exhumaciones se realizan con «métodos científicos, profesionales cualificados y siempre con cuidado». Señaló también que han trabajado en cerca de 40 cementerios de diferente titularidad sin problemas, aparte de que existe un seguro de responsabilidad civil para atender posibles daños. «Los vecinos pueden controlar los trabajos, pues nuestro objetivo es siempre acabar en buena sintonía», matizó González.

Las familias también han mostrado su deseo de asistir al concejo para «mostrar nuestras historias y decirles que es una cuestión de derechos humanos», enfatizaron. «Nos gustaría recuperar los restos, y se hará con respeto y entablando un diálogo con los vecinos de Villadangos, cuyos antepasados actuaron con humanidad» al dar sepultura en el cementerio a los fusilados.

Por su parte, el alcalde de Villadangos, Alejandro Barrera, asegura en una nota que los trámites solicitados para la licencia municipal no tienen el objetivo de «poner palos en las ruedas» a la intervención. Señala que están pendientes de sendos informes urbanístico y ambiental que han pedido al Servicio de Asistencia a Municipios (SAM) de la Diputación al no contar con plaza de arquitecto en el Ayuntamiento de Villadangos.

El alcalde recuerda que la intervención supone una gestión de residuos y mantener criterios de seguridad con los panteones colidantes, dado que el terreno del cementerio era en su día una laguna. «Un ayuntamiento no concede licencias de forma arbitraría, ni debe saltarse procedimientos o trámites», subraya.

Villadangos votará la exhumación de los represaliados de 1936
Comentarios