domingo 20/6/21

«Vivo gracias a un donante de Alemania»

Nonia Alejandre. FERNANDO OTERO

Nonia Alejandre recuerda que cuando necesitó el segundo trasplante —el primero fue autólogo— estuvo con tratamiento de quimioterap8ia hasta que encontraron un donante: «Fue muy angustioso», relata. Finalmente, las células madre que le han curado llegaron, por avión, desde Alemania. No conoce a su donante, pues como en cualquier otra, salvo el caso de familiares, es anónima. «Es un momento muy emocionante porque te informan de que en ese momento se está produciendo la extracción y sabes cuánto tiempo tardará en llegar para que te lo trasplanten», comenta Alejandre. La elección del lema ‘Gracias a ti, yo vivo’ para el I Certamen de Cortos de Alcles responde a la que la presidenta de esta organización llama «el trasplante más humilde» porque apenas requiere una vía en el brazo o una punción en la cadera —con anestesia— para extraer las células madre que son el último tratamiento que dan esperanza a las personas que sufren enfermedades como la leucemia, entre otras.

«Vivo gracias a un donante de Alemania»
Comentarios