viernes. 01.07.2022

En un artículo publicado en esta misma tribuna señalábamos que Don Perfecto dispone de dos principios: ‘divide y vencerás’ y ‘el fin justifica los medios’; que atesora seis valores: plagiar, ocultar, mentir, manipular, traicionar y falconear; y que se muestra egocentrista, narcisista, infantilista, machista y exhibicionista, como principales rasgos distintivos del personaje.

Aplazando el análisis de los referidos elementos para mejor ocasión, queremos, en cambio, dejar una corta reseña sobre los atributos de lo que se conoce por sanchismo, tanto como forma de entender y ejercer la política, como movimiento radicalpopulista que propugna la destrucción del Estado español, sus instituciones y la desintegración de la soberanía nacional, teniendo como objetivo principal cambiar el régimen surgido de la Transición del 78 con el único fin de implantar en España una República, aliándose con fuerzas políticas rupturistas, de extrema izquierda e izquierda extrema representadas por el populismo, el golpismo y el terrorismo, y derechistas convergentes y peneuvistas. Una amalgama de vengativos, sectarios y xenófobos que antidemocráticamente pactan poner cordones sanitarios a los adversarios políticos, a quienes, por otra parte, quieren imponerles con quien han de establecer acuerdos políticos.

El nepotismo del sanchismo se ha convertido en un corrupto comportamiento al poner instituciones y empresas públicas al servicio de la familia y del partido, colocando en ellas a familiares, amigos, militantes y simpatizantes

Los atributos que caracterizan el sanchismo son los siguientes: 1) Golpismo: el golpismo del sanchismo está en su ADN, lo practica con modalidades varias y justifica en base a hechos reales o supuestos. 2) Tacticismo: el tacticismo del sanchismo, como método con el que conseguir sus fines a partir de tendencias demoscópicas, está unido al cortoplacismo electoral, lo que convierte el tacticismo y el cortoplacismo en maniobras con las que desarrollar la acción del Gobierno. 3) Oportunismo: el oportunismo del sanchismo se acomoda a las circunstancias que le son favorables para obtener provecho de ellas, incluso a costa de aparecer públicamente sin principios ni valores, lo que moral y éticamente resulta rechazable. 4) Populismo: el populismo del sanchismo consiste en convencer a sus seguidores con falsas promesas para convertirlos en instrumento de sus ambiciones políticas sirviéndose de consignas y necedad de aquellos. 5) Sectarismo: el sectarismo del sanchismo se encuentra en una errónea Ley de Memoria Democrática cuyo fin único es criminalizar los delitos cometidos en la Guerra Civil por un bando, dejando impunes y en el olvido las atrocidades del bando contrario, así como no pactar con el principal partido de la oposición y preferir blanquear a los etarras. 6) Nepotismo: el nepotismo del sanchismo se ha convertido en un corrupto comportamiento al poner instituciones y empresas públicas al servicio de la familia y del partido, colocando en ellas a familiares, amigos, militantes y simpatizantes, incluso sin disponer, en muchos casos de la preparación y experiencia requerida. 7) Totalitarismo: el totalitarismo del sanchismo se manifiesta en cómo ejerce el poder Pedro Sánchez de manera autoritaria, controlando antidemocráticamente el resto de los poderes del Estado. 8) Radicalismo: el radicalismo del sanchismo se muestra al realizar cambios drásticos en instituciones del Estado e imponer políticas económicas, sociales, laborales, educativas… sin el deseable diálogo y consenso con las formaciones políticas de la oposición. 9) Rupturismo: el rupturismo del sanchismo se produce al estigmatizar a los partidos que defienden la unidad de España y la Constitución y abrazarse a quienes quieren trocearla y abrir un nuevo período constituyente con el que cambiar el modelo de Estado. 10) Relativismo: el relativismo del sanchismo niega verdades y considera ser todo relativo, subjetivo y estar influenciado por factores externos, siendo susceptible de ser cuestionado, retorcido y cambiado, dando igual decir a la vez una cosa y su contraria. 12) Seguidismo: el seguidismo del sanchismo consiste en imponer la cultura del rebaño y el gregarismo por medio de un acoso político, mediático y emocional, a fin de gobernar sin controles ni contrapesos. 13) Pesebrismo: el pesebrismo del sanchismo radica descaradamente en conceder prebendas, beneficios y favores de manera arbitraria para atraer apoyos y asegurar voluntades. 14) Chantajismo: el chantajismo del sanchismo se manifiesta en la práctica de la extorsión, amenazas incluidas, al objeto de alcanzar objetivos y demás fines propuestos. 15) Analfabetismo: el analfabetismo del sanchismo es el método con el que desarrollar personas ignorantes, sin conocimientos y sin criterio, con los que construir una sociedad de ciudadanos borregos y serviles. 16) Involucionismo: el involucionismo del sanchismo se propicia al fomentar políticas regresivas educativas, sociales, institucionales, económicas, intelectuales, informativas y morales, propias de un proyecto de involución democrática, contrario al proyecto progresista del que tanto presumen.

España y los españoles no se merecen un presidente de Gobierno rencoroso, que plagia, miente y amenaza. España y el PSOE tienen un mismo problema llamado Pedro Sánchez. El PSOE es una carcasa electoral reconvertida en Secta Sanchista, mientras que España, sometida a su desgobernanza, se encuentra en demolición. El problema es Pedro Sánchez y su ‘banda’, la que marca objetivos, tiempos y nombra ministros. ‘El escorpión nunca pierde su condición’.

PD: Objetivo cumplido. ¿Se sabrá quién ordenó elaborar un dossier sobre Isabel Díaz Ayuso y quién autorizó su entrega en Génova 13? Nuestro respeto y afecto más sincero a Pablo Casado.

Atributos del sanchismo
Comentarios