sábado 27/11/21

Hoy no voy a hablar de pandemias, ni de vacunas, ni de mascarillas y ni siquiera de política. Estas noticias que, «dominan» todos los aspectos de nuestras vidas ya son conocidas porque a diario todos los medios los relatan, cada uno con su vara de medir, cómo se van sucediendo.

En lo referente a la pandemia, las vacunas y las mascarillas con distintos puntos de vista según el medio que lo comunica. Por lo general poco esclarecedoras todas ellas. No vamos como un tiro, solo «vamos».

De la política para que hablar, son todos unos ineptos, incapaces y no merecen mi menor comentario. Por hoy paso.

Desde hace ya unos cuantos años, he seguido y sigo los «proyectos inconclusos» de la ciudad de León y sus alrededores. Son muchos, demasiados, algunos creo que no llegaré a ver concluidos, aunque a veces parecía que casi… En este caso (el de Marialba), cuando ya parecía que sí, pues es que no.

León está olvidado desde el propio León, desde la Junta y desde el Gobierno central desde el punto de vista Cultural y Patrimonial sobre todo.

¿Proyectos de León que duermen en el «limbo»? A contar: Teatro Emperador, Cine Trianón, Ciudad del Mayor, Ronda Interior, calle peatonal Era del Moro, Molino de Sidrón, San Marcos, Palacio de Exposiciones y Congresos, Araú, Feve, Adif, Lancia, Cuevas Menudas...

No quiero olvidar nuestra Muralla, tres kilómetros en mil pedazos; con más de 20 «dueños»; con adosados incalificables, la mayoría de las veces convertida en una «selva»; su «invisibilidad» en muchos de sus tramos es «visible»; algunas de sus «partes» han sido demolidas; la inadecuada rehabilitación del «cubo» de Conde Rebolledo; ahora nos «van a mostrar» el lienzo de la cara noroccidental o eso dicen (Era del Moro).

Hay más pero no es nuestro objeto. Esto nos debe hacer pensar en la «pandilla» de inútiles que nos han gobernado y nos gobiernan, tanto municipales, como de la Junta de Castilla y León como los del Gobierno central que saben por referencias o «calculan» que León está allí en una esquina noroccidental de España que cada día pierde habitantes, funcionarios y hasta su patrimonio. Alguna vez nos visita alguno de los miembros de la Junta o del Gobierno y se van proponiendo «condicionales» con la boca pequeña, que luego «na de na»…

Pero hoy quiero lanzar un SOS por otro proyecto que está al lado de León. Comenzó creo que como tal en 2009 y que está de nuevo en «parada». Se trata de la Basílica Paleocristiana o Iglesia martirial de Marialba de la Ribera, a menos de 6 km, al sur de León. Una iglesia martirial (perteneciente a los mártires cristianos) de un gran valor y es lamentable el estado en que se encuentra. Son los restos de la basílica paleocristiana más antigua de Europa junto a la de San Juan de Letrán ni más ni menos (ambas del siglo IV).

El Arte  Paleocristiano  es el desarrollado en las primeras comunidades cristianas de los siglos II y III hasta la caída del Imperio Romano de Occidente es decir hasta la era Medieval. Marialba se cree es del siglo IV-V. Nuestra iglesia, fue descubierta a finales del siglo XIX, fue declarada monumento histórico-artístico y arqueológico por Real decreto en 1979, y BIC en 1985.

Fue excavada en 1967 por el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, y el Instituto Leonés de Estudios Romano-Visigóticos. Después se volvieron a cubrir  los restos con tierra y arena para evitar en lo posible su deterioro.

Desde 1967 hasta 2009, fueron 45 años de abandono total y absoluto. En el año 2009 se realizó una nueva campaña de excavaciones con el  objetivo de mejorar el conocimiento del templo y crear un «aula de interpretación  del yacimiento». Comenzó «oficialmente» su rehabilitación, en 2009 con una inversión de 193.500 euros y adjudicada para finalización de 1ª fase en 262.962,96 euros el 01-06-2010. Ni que decir tiene que la ejecución de esta obra ni siquiera se inició.

En fecha 01-05-2019, a «alguien» se le ocurrió cambiar el signo de los restos de Marialba de la Ribera y anunciar no sé en base a que hechos, que podrían ser de un palacio imperial romano. ¿Una anécdota? Ahí lo dejamos. El día 02-07-2019, «diez años después», después de muchos nuevos intentos, desaparece la cartela anunciadora del evento anterior y aparece una nueva con nuevos colaboradores, entre ellos la Diputación, el Ayuntamiento, el I. L. de Cultura y que según las cartelas que se exponen, cuenta con un presupuesto de 464.917,92 euros, que unido al 1,5% cultural, nos da una cifra cercana a los dos millones. Una ingente cantidad que tendría que ser suficiente para la obra de musealización. Plazo: Junio 2021.

Cuando todos solo estábamos esperando la entrega de las «obras» en Marialba, e incluso nos habían dicho que el dinero estaba dispuesto y que era cuestión de días… a mí me sonó como cuando nos anuncia algo en campaña preelectoral. Al final, así debió ser.

Parecía inminente que Marialba dejaría de estar a la intemperie, pero… Las obras se pararon. Se volvieron a reiniciar. Se volvieron a parar. En los momentos de actividad, fuimos viendo como los restos se iban cubriendo hasta llegar a la situación actual.

Los restos arqueológicos de la basílica, a día de hoy aparecen «engullidos» por una especie de «contenedor» que la mantiene a salvo de la lluvia y menos a otros efectos de la climatología adversa de nuestra región. Pasaron los meses de invierno de esta pandemia, la primavera, llega el verano y las obras, siguen paralizadas. Lo de entregarlas en junio ya no era posible. Ningún movimiento.

Diré que el armazón (a mi juicio) es horrible y en nada se parece al extraordinario diseño que en su día hizo Melquiades Ranilla. Es como un traje adusto, como una carcasa, tipo nave grande industrial (a mí es el efecto que me causa al verlo), un «tejado» para unos hallazgos arqueológicos de extraordinario valor que siguen al aire libre (aunque bajo techo).

La maleza sigue invadiendo los muros y todos los restos de la iglesia. Ha quedado el «impermeable» sin poner. La erosión del tiempo, de la climatología, la invasión vegetal… sigue. Este mismo Diario nos anunció que «una maldición pesa sobre la Basílica de Marialba», después de siglos de abandono y de «unas obras malditas». A los últimos retrasos por la pandemia, se une que la empresa adjudicataria de Lorca (Murcia) Contratas y Saneamientos Coysa S.L., la ha dejado colgada.

Últimamente este hecho se produce con mucha asiduidad, se debieran ¿«hacer mejor los contratos»? El caso es que es necesario un «nuevo concurso público», para reiniciar por enésima las obras. Ya expresaba yo mis temores de que concluyera con bien este proyecto. Otro…

Quiero «dirigirme a todas, y digo todas las instituciones que tengan «algo» que ver con esta tremenda injusticia. Que «revisen» la situación y que saquen cuartos de donde sea para finalizar la «puesta en valor» y «musealización» de estos restos de gran valor patrimonial.

Queda mucho que hacer y hay que hacerlo y, ahora ya después de tanto fracaso «con prisa y sin pausa». Es necesario hacer un esfuerzo y que llegue dinero de donde sea. Hay que llamar a todas las puertas. Alguna no se abrirá por vergüenza pero seguro que alguna si se abrirá.

El Monasterio de Eslonza ha tenido más suerte o ha estado mejor dirigido? Ustedes se imaginan si estos restos caen en Alemania o en la misma Cataluña o también en Valladolid? No habría color.

Basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera
Comentarios