miércoles. 10.08.2022

Me huelo que en algún despacho de Palo Alto se esta pergeñando un vasto tinglado de microsatélites geoestacionarios cuya única misión será videograbar in-in-te-rrum-pi-da-men-te, cada una de las tropecientas mil retículas de la superficie del planeta. Lo que ha hecho ya Google Maps, pero un poco más heavy.

Ningún gobierno se atrevería a lanzar una ofensiva tan insultante contra el derecho a la privacidad pero a nadie se le ocurriría impedírselo a una empresa comercial con el simple pretexto de hacer filantropía, que el cinismo ya se sabe..  Imagínense algo que empiece por Goo..o quizás por alguien que es está reuniendo en este instante en un minúsculo garaje de alguna perdida ciudad del Mid West.

Y desde el día en que ese engendro se ponga en marcha, cada vez que abandones el espacio debajo de tu propio tejado serás protagonista involuntario de una larga secuencia audiovisual generada por una telaraña de  microsatélites que a tres mil metros de altura enfocan sus incansables lentes sobre el perímetro «latitud x altitud y» asignado por su software.

Y cualquier vecino podrá monitorizar al instante con su simple conexión de ADSL tus andanzas por la ciudad una mañana de sábado.

Cómo entras a comprar el periódico en el kiosko del barrio. Cómo te demoras en lectura en un banco del parque. Cómo recoges la baguette al volver al hogar. 

O quizás.. cómo te entrevistas a escondidas con una amiga no identificada por tu mujer. O cómo sales de tu coche cuando acabas de llamar al jefe para decirle que no irás al despacho por ese trancazo que pillaste ayer.. o cómo le birlas el bolso a la anciana que espera en la cola del autobús.

Habrá razones para todos, pero la lógica del tinglao se impondrá sin remedio. La privacidad se convertirá desde entonces  en una reliquia tan enternecedora como las carretas de bueyes o la plegaria del angelus al mediodía 

El gran ojo lo escudriñará todo, a todas horas, en todas partes y no como los localizadores que te identifican sobre una pantalla como un simple punto luminoso   sino con la clara resolución de una  h d plus. 

No habrá ninguna duda sobre si te has peinado esa mañana, si te has abrochado la bragueta y quizás, con algún software adicional,  hasta si llevas aun legañas en los ojos o hay  una gota de sangre en el extremo inferior de tu manga izquierda.

Big Eye (Gran Ojo)
Comentarios