lunes. 27.06.2022

Ramiro Pinto no está sólo. Ni en su reivindicación de ningún parado sin prestación ni en el escenario de su protesta tras doce días de huelga de hambre. Un médico controla diariamente la evolución de su estado de salud, sus amigos lo visitan continuamente y muchos ciudadanos se acercan a expresarle su apoyo con unas palabras de ánimo o dejando su mensaje escrito. La prueba más evidente del calado social de su reivindicación es la presencia de políticos. A los que lo acompañaron en la concentración del pasado viernes se sumaron esta semana el líder de los socialistas leoneses, Tino Rodríguez, y el senador del PP Luis Aznar. El primero le prometió que el PSOE se sumará a la concentración de apoyo a los desempleados sin prestación que bajo el lema de Ningún desemplead@ sin prestaciones que volverá a celebrarse hoy, prometiéndole que su partido «no abandonará a nadie a su suerte, y mucho menos a aquellos que lo están pasando peor por culpa de la crisis». El segundo le aseguró que trasladará su caso a la ministra Fátima Báñez y al Gobierno «la necesidad de que todos los parados tengan subsidio y que los trabajadores con contratos temporales tengan una prestación si se encuentran en el umbral de la pobreza».

El chiringuito de Ramiro Pinto se anima
Comentarios