miércoles. 07.12.2022

El primer tema que no va sobre ruedas es el de Marialba de la Ribera y su basílica paleocristiana. En principio, y para conocer con más detalle mi interés por esta basílica, remito a los lectores a mi opinión expresada en este mismo medio el 5 de julio de 2021 y titulada: Basílica Paleocristiana de Marialba de la Ribera. En aquel momento Se «presuponía» por el Ayuntamiento, la Diputación y el ILC que el plazo para musealizar los restos arqueológicos encontrados tenía fecha de finalización: junio de 2021 y cerca de dos millones de presupuesto que tenía que ser suficiente para su finalización. No fue así y es obvio, si visitamos el emplazamiento de la obra que se está realizando.

Desde principios de julio de este año las obras están paralizadas y dista mucho de estar finalizada. El proyecto de musealización, ya tiene su «caja», pero resta mucho por hacer, como es «habilitar» el interior y también el entorno. Supongo que ni es fácil ni barato, conlleva facilitar vías de entrada y salida que supondrá un cambio importante en los aledaños, también toda una logística encaminada a su promoción y visibilidad. Queda mucho por hacer tanto dentro como fuera.

Como queda dicho, de nuevo está en parada. Se habrá acabado el dinero (otra vez). Si no es así que alguien nos saque de la duda y nos diga el porqué. Pedimos que se impliquen todos los organismos afectados y que «busquen» medios donde sea para su finalización. Tal y como está, vallado y sin actividad laboral para lo único que sirve es para que comiencen a aparecer signos de deterioro.

2) Teatro Emperador, qué decir de él. Es un tema que me enerva y me entristece. Tres presidentes del Gobierno central y ocho ministros han sido «incapaces» de reabrir el Emperador. Hay una generación de leoneses que jamás han visto el emblemático interior de nuestro teatro. Los turistas que nos visitan se preguntan que «contiene» tan magnífico edificio y no tenemos respuesta o si intentamos hacérsela entender no entienden nuestra respuesta… Ahora, de repente 15 años después de su cierre y abandono, vienen y nos dicen que el ministro ha prometido su reapertura para este otoño en el que estamos. Y añade nuestro alcalde que «ha adquirido» en Madrid el compromiso de reabrir el Emperador «con un proyecto a la última».

Los leoneses debemos tener cara de tontos o de asumirlo todo sin pedir consecuencias, por aburrimiento y con esto juegan nuestros políticos. Dentro de nada, en unos meses entraremos en campaña electoral y todo se reabrirá o se reinaugurará, o se harán no sé cuántas promesas… No hace tanto, un 05-07-2022 en una visita al Emperador, oímos declaraciones de algunas autoridades leonesas como estas: «Está mejor de lo esperado, tenemos buenas sensaciones, realistas, el edificio está en buenas condiciones…». No me lo puedo creer, ¿cómo tienen el cinismo de hacer semejantes declaraciones? Lo de por fin veremos la luz al final del túnel, yo no lo veo… admito que solo veo oscuridad.

El Emperador está descomponiéndose por dentro, cada día que pasa su rehabilitación será más costosa y difícil. Se irá cayendo a pedacitos sin que nos demos cuenta y… podría ser pasto de la piqueta. Ojalá no sea así.

3) La Ciudad del Mayor. Es otro tema de los que me cuesta hablar sin expresar comentarios «excesivos». Nació bajo el gobierno de Zapatero hace ya más de 18 años. Hace ya una década que se finalizaron las obras, después de un sobrecoste muy elevado por la tardanza en los plazos. Nació como Ciudad del Mayor y fue recibida en una ciudad como León infradotada de servicios sociales con una gran expectación. Con el paso de los presidentes de Gobierno, de los de la Junta, de los ministros, de los consejeros, de los procuradores «de todo signo», todo sigue igual, carrada y sin ningún tipo de futuro.

Nació para ser Centro de Referencia Estatal de Buenas Prácticas para Personas Mayores Dependientes  (Credei), después para estudio y tratamiento del Autismo; después para dependientes del Imserso fuera cual fuera su situación… al final nada. Cada año le dan un lavado de cara porque se lo comen las hierbas y los arbustos y nos anuncian en breve su apertura. La última vez y con motivo de otro lavado de cara, en 27-07-2022 se nos anuncio con la boca pequeña que su apertura sería este mismo verano. Digo con la boca pequeña porque la noticia casi fue escueta. Una más. Bueno en esta ocasión soltaron una frase rimbombante de cara a la galería «Contara con servicios de promoción de la autonomía personal y la autodeterminación» ¿?

Lo cierto es que esta Ciudad del Mayor dispone de una plantilla de mas de una docena de personas cuya misión es limpiar y adecentar por dentro para que no se caiga a pedazos, sin ningún tipo de labor asistencial. Cada año 314.584,98 euros cuesta su mantenimiento. Es para lo único que vale, al menos sostiene doce puestos de trabajo. ¿Es posible que este nuevo «trampantojo», que esta ‘Ciudad del abandono’ no sea puesta en marcha? Ya nadie (ningún partido político) se atreve a hablar de este edificio olvidado y abandonado.

4) Cito solo sin comentar porque sería muy largo, proyectos de León que como dije en su día siguen en el «limbo»: Araú, la Estación de Matallana, el soterramiento de la vía de Renfe, las expropiaciones de la Ronda Interior, los adosados de la muralla en los Cubos y Serradores, El Molino de Sidrón, la segunda fase de San Marcos y muchos más que no cito porque sería interminable. Todos ellos, nos los recordarán y prometerán su cumplimiento todos los partidos políticos en «breve». A la vista están las municipales.

5) Dejo un último espacio para hablar de un tema de actualidad, que tiene poco eco y que parece que ha venido para quedarse. Me refiero a las «feas, feísimas» nuevas terrazas que proliferan por las aceras e invaden las calles de nuestra ciudad. Nacieron para mitigar el caos económico de los hosteleros (bares, cafeterías) con motivo de la pandemia por covid. Se les permitió «instalar» terrazas sin necesidad de obra porque eran provisionales. Se recurrió a la ocupación de los espacios con materiales de muy mal gusto y de malísima calidad. De esta forma se intentaba aliviar la economía maltratada por el covid de los bares y restaurantes de nuestra ciudad. Estas horribles terrazas son «pales», simples pales, nada atractivos a la vista, colocados sobre el aparcamiento o directamente sobre la carretera con incluso el peligro para quienes allí se instalan. La expansión de terrazas por espacios públicos de la ciudad de León debería haber finalizado el 31 de diciembre de 2021. Lo cierto es que deben producir buenos ingresos a las arcas municipales, porque siguen instaladas, muchas de ellas ya deterioradas pero con sillas y mesas casi siempre llenas, otras algo engalanadas pero todas feas como demonios. Señores responsables (los que sean) hasta cuando tenemos que soportar esta situación? Sobrevivirán al invierno? Y de paso «limpien» un poco la ciudad porque está sucia, en algunos lugares invadida por vegetación, por excrementos de aves inoportunas (palomas, grajos, tordos), con un mobiliario sucio… una ciudad sumida en el abandono. Señor Diaz, la ciudad «no va sobre ruedas» como anuncia en su boletín municipal.

La ciudad ‘no va sobre ruedas’
Comentarios