viernes 15/1/21

Cosas generales y cosas locales

Por la pandemia sobre todo; por las expectativas de la vacunación anticovid quizás demasiado optimista; por otras expectativas, estas negativas de las variantes de covid y sus mayores posibilidades de contagiosidad y diseminación que proviene de un país como Reino Unido, capaz de exportar de todo (hasta covid mutado); por la irresponsabilidad que ponen en práctica los irresponsables (que los sigue habiendo y muchos). Entre ellos la «exhibición» de Rafael y de quienes le permitieron un recital en un auditorio repleto de público que me ha puesto los pelos de punta. Señor Raphael, espero y creo que su crédito como persona y como cantante se haya diluido como un azucarillo en el agua. Mi azucarillo se ha disuelto en el acto; por las decisiones de quienes pueden tomar decisiones (y las toman) porqué otros toman las contrarias (aquí caben todos o casi todos los políticos); por los que nos venden falsas noticias con pociones mágicas, con métodos acientíficos, ante la única condición de que su «líder» le dice que al grito de libertad pues «vale» y así lo hacen valer; por los que no ven o no quieren ver como se desarticula nuestra sanidad y permiten que cada día se cometan atropellos como la creación de un hospital para «nada», sin personal o «voluntario» (apunten en este término lo que quieran, que acertaran), sin medios, sin quirófanos, sin pacientes, que ha costado 100 millones (presupuestados eran 50). Lo que se podría hacer con esos 100 millones: rastreadores, enfermeros, médicos, auxiliares, limpiadoras, celadores, cocineras…por…por…

Pero sobre todo porque no haya un mando único con «un par bien puestos» y ponga en línea a 17 presidentes de CCAA y, o bien con un toque de queda ejemplar, o con el 155 o de la forma que constitucionalmente proceda les diga «con voz de mando»: las normas son estas para todos y quien o quienes no las sigan serán considerados y sancionados de acuerdo con las que al respecto se hayan dictaminado. Cuando la salud anda de por medio, no debe haber medias tintas. La economía se recuperará, la vida no.

Si la vacunación es rápida, se conseguirá poco a poco la inmunidad colectiva, de rebaño y es de calcular que para el verano próximo, el covid sea algo residual, aunque cada año nos dé algún sustillo. No creo que la vacuna pierda mucha eficacia por las mutaciones

El Gobierno anda en luchas internas que no le dejan ver más allá de sus narices, sus aliados quieren sacar demasiado partido del río revuelto y unos por otros no se dan cuenta que van dejando un gran rastro de votos que fueron «muy fieles», pero que tal como van las cosas pueden dejar de serlo.

La oposición, tiene por norma la confrontación y anda en el «lío» (de Rajoy) de que si el Gobierno hace esto, pues yo lo otro y si hacen lo que yo propongo me paso a lo que decían ellos (¿entienden lo del lio?). Ellos parece que sí, y están seguros del rédito electoral.

Los demás partidos, intranscendentes. Y en medio el jodido Covid que se «descojona» viendo como nos va eliminando y como le seguimos el juego no apuntándole a él como único enemigo, con distanciamiento, mascarilla y jabón. Y lo malo queridos lectores es que «todos creen estar en que, la razón» es suya. !Qué cretinos¡

Ya han comenzado a vacunar (los de siempre: los enfermeros); ya tenemos la variante importada del Reino Unido entre nosotros; posiblemente habremos muerto 3.000 o 4.000 personas más (la mayor parte de 70-80 años para arriba); pasaremos de los dos millones de afectados (según el M. de Sanidad); tendremos nuestras UCI casi repletas; están pasando las navidades, unos con responsabilidad, otros con menos; y en parte por esto, estamos temiendo una tercera ola, ¿cómo será?; algunos comenzaran a recibir la 2ª dosis de vacuna y es posible que su sistema inmunitario genere capacidad para protegerle contra el covid y sus variantes (que habrá más). Su sistema inmunitario se verá reforzado por su inmunidad celular (macrófagos, linfocitos T…) que en reserva estarán dispuestos para reforzar a los Anticuerpos anti covid; hasta es posible que aparezca algún efecto 2º indeseable y más efectos secundarios soportables y esperados, que no harán suspender el uso de la misma. Debemos recordar que quienes «miran» por nuestra salud, han dado de paso a la vacuna (Agencia Europea del Medicamento), que ha salido publicado en revistas de prestigio médico y que también la dio de paso la FDA (Agencia americana del medicamente-biblia del visto bueno a los medicamentos-).

No nos imaginamos que por «presiones» externas les hayan hecho tomar una decisión precipitada y que estas presiones vengan de los intereses comerciales de los laboratorios implicados. Por esto mi optimismo quiero trasladarlo a los lectores de Diario de León.

Si la vacunación es rápida, se conseguirá poco a poco la inmunidad colectiva, de rebaño y es de calcular que para el verano próximo, el covid sea algo residual, aunque cada año nos de algún sustillo. No creo que la vacuna pierda mucha eficacia por las mutaciones. Tengamos confianza porque de esta y a pesar de nuestros «políticos» saldremos.

Pasemos ahora a otra cosa: Los leoneses que también somos españoles (y sufrimos como todo hijo de vecino el covid) lo tenemos peor, peor que el resto de españoles, nos tienen separados, despoblados, desconectados, lejos de la educación, lejos de la sanidad, sin trabajo, sin empresas… Pero ojo y tranquilos que han preparado una Mesa por León, que debe estar aún en el carpintero (y ya se sabe que «ahora» y antes es difícil cogerlo —al carpintero—); y tranquilos que a todos nos llegará «el médico» a la puerta de casa, solo hace falta usar «el teléfono» y «ya está»; que nos «quitarán» casi sin notarlo, un patrimonio cultural que tanto hizo por nosotros en siglos pasados, como son las juntas vecinales; seguiremos contemplando como nuestros «proyectos» patrimoniales, culturales y urbanísticos siguen en el limbo; se construirá otra Mesa esta de «madera noble» (aún mejor ¿?) y etc.

Todos tranquilos, si como parece es constitucional, rezo para que la Región de León se separe de esta nefasta autonomía en la que estamos, para que consigamos la nuestra, la del Reino de León (con cabida para todos los leoneses) y esto al parecer puede ser solicitado en las Cortes de forma legal. En «nada», superaremos el 50% de ayuntamientos y municipios por el sí a la moción, por la determinación del Reino de León como autonomía.

Aún quedan en León alcaldes valientes que nos ayudaran en la empresa, para tener una Autonomía llena de españoles, leonesistas, socialistas, populares, comunistas, liberales, progresistas…y «cazurros». «Los leoneses no queremos la independencia», nunca la hemos querido, pero si queremos se nos reconozca lo que dice la Historia.

Y para terminar me gustaría decir a «algunos medios de comunicación» que cuando quieran decir castellanos y leoneses no digan castellano-leoneses y cuando digan Castilla y León no digan Castilla-León. Por favor léanse la Historia.

Cosas generales y cosas locales
Comentarios