jueves 13/8/20

Creo que es la segunda de mis opciones…

Ya he manifestado hasta en dos ocasiones y en este mismo Diario de León, mi opinión respecto al covid-19. En ambas ocasiones suscribía que este virus o comienza a dar signos de debilidad o es «muy cabrón». Ahora lo tengo claro, es la segunda de mis opciones este virus es muy cabrón. y perdón por la palabreja. Me explico:

—China, un país alienado políticamente y muy disciplinado, fue el foco y ejemplo del mundo por el tratamiento de la pandemia. En pocas semanas consiguieron dominar al virus sometiéndolo a lo único que es débil, al aislamiento (distancia, higiene y mascarilla). Todo el mundo se hizo eco de su proceder. Pero «todos somos humanos» incluso los chinos. De repente en Pekín más de 200 nuevos casos en el mismo día. Algo se les «escapo» en la cadena epidemiológica de trasmisión. Se había relajado algo en los parámetros de aislamiento y… este virus está escondido, porqué «es muy c…..». Y sigue contando casos que dicen «ya están controlados».

—EE UU: un país ¿ejemplo? (según dicen) de todo, con cifras escandalosas de contagio, muertes…, cifras solo en consonancia con la «estupidez» de su presidente. Inconcebible.

—Alemania. Todos hemos alabado lo bien que han gestionado la pandemia. Pues parece que también son humanos y de repente se han detectado más de 650 casos en Renania. Eso sí entre gente pobre, de clase obrera baja, en un matadero. ¿Por qué? pues porqué en algún momento se rompió la cadena de trasmisión y apareció el enemigo.

—América Latina está siendo el epicentro de la pandemia. Brasil, Chile, Colombia, Perú.

—India es un volcán, África es una incógnita, quizás les protejan sus altas cotas de inmunidad que les da haber sufrido toda clase de virulencias.

—Europa parece que está en la «desescalada», pero con demasiados rebrotes en la mayor parte de los países, producto no me cabe la menor duda del relajamiento de las actividades que nos protegen del virus y que voy de nuevo a repetir: distancia física, higiene personal y en vida de relación y uso de mascarilla «siempre» fuera de casa.

Alemania, Portugal, Italia, Reino Unido y la propia España son ejemplos de que hemos pensado que tenemos dominado al Covid-19 y esto no es así, el virus es el mismo y lo está demostrando con rebrotes

Alemania, Portugal, Italia, Reino Unido y la propia España son ejemplos de que hemos pensado que tenemos dominado al Covid-19 y esto no es así, el virus es el mismo y lo está demostrando con rebrotes en cada país que ha creído tener dominada la situación.

En Europa se encienden las alarmas en plena reapertura de fronteras ante estos rebrotes y ante la posibilidad de que estos sean el principio de una segunda oleada para la que no creo estemos preparados ni sanitaria ni económicamente, al menos en España.

Sería un caos del que solo saldrían incluso malparados algunos países.

¿Tratamientos?: Lo de la Hidroxiclroquina y la Dexametasona en el tratamiento, me parecen «bromas». Son dos medicamentos que tienen largos años de vida y unas indicaciones precisas. La Hidroxicloroquina es del siglo XVII y se utiliza para prevenir la Malaria o Paludismo y como ¿tratamiento? autoinmune de determinadas enfermedades inflamatorias. Tal vez por esto se utiliza. La Dexametasona (de la familia de la Metil-prednisolona o Urbasón) se utiliza para «casi todo» en Medicina y estoy seguro que se está utilizando desde el primer minuto en las unidades de críticos. Por tanto salvando vidas sin hacerlo público. Como las ha salvado hasta ahora.

La vacuna o vacunas de momento olvidémoslo. Incluso de que la lleguemos a tener tal y como nosotros la concebimos. La inmunoterapia con suero de afectados no da para mucho, porque la prevalencia solo alcanza el 5%.

Algunos dicen que la genética de cada uno determina su vulnerabilidad. Hasta el punto de que los grupos sanguíneos pueden proteger como seria los de RH-0- y en cambio ser más susceptibles los de RH-A-. Estos comentarios solo se deben tomar, como comentarios, aun no están avalados por estudios con categoría de definitivos.

También se ha escrito sobre la importancia que podrían tener determinados anticuerpos que tenemos por el hecho de haber sufrido gripes, infecciones respiratorias, catarros… producidos por virus y que por su «similitud» podrían «confundir» al virus. También puras teorías al menos de momento. El virus seguirá con nosotros, esto está claro.

¿Que nos queda? lo que sabemos y debemos poner en práctica si queremos estar menos expuestos: distancia física; higiene personal y en el trabajo; mascarillas siempre.

Lo de la mascarilla es serio, y no lo repito por repetir. No vale llevarla, hay que llevarla como se debe llevar, tapando nariz y boca. Lo digo porque algunos van con la «mascarilla al hombro» y utilizo el término para denominar a quienes la llevan como babero, como collar, como pendiente, como corbata, colgada de la mano, colgada de la muñeca, en el bolso, en el bolsillo y hasta alguno se inventará alguna otra forma de llevarla, estoy seguro.

En la actualidad creo que nos hemos hecho más limpios, más distantes, pero no más responsables en el uso de esta nueva prenda.

Esta es una de las «fisuras» que está esperando el Covid-19 que es en efecto muy cabrón y que en cambio no ha perdido su capacidad de contagio.

Es la segunda de las opciones, ya no me cabe la menor duda.

Creo que es la segunda de mis opciones…
Comentarios