viernes. 27.01.2023
Lo mezquino y lo ruin del ser humano lo convierte en borrador de esa enorme pizarra de números que formamos todos los trabajadores de este país. «Números, sólo somos números»; esa frase, tristemente, la estamos utilizando con demasiada frecuencia, y ¡duele! ¡Cómo duele! Sobre todo si el número que esta vez eliminan de la pizarra es el de una persona que ha entregado catorce años de su vida, de su profesión, compartiendo su vida personal y familiar con los medios de comunicación, un trabajador infatigable que durante el tiempo que permaneció en TVL fue una constante en las distintas noticias de nuestra capital y provincia. José Manuel López basó su trabajo en el respeto y para la noticia; querido y admirado por muchos ha conseguido en su humildad llegar al corazón de todos. José Manuel puede mirar hacia atrás y ver el resultado de una obra bien alta. ¡Mereció la pena! ¿Podremos todos decir lo mismo?. No se perdieron los papeles, no hubo malas caras, ni palmaditas en la espalda, simplemente la contestación fue «...queremos caras nuevas..» Sí, José Manuel, ahí no fuiste un periodista previsor y hábil, tenías que haber llamado a Paula Vázquez, que te facilite la dirección de su cirujano y renovar tu cara, que tu carrera de periodista y tu trabajo no lo necesita. Rosa Ll. Díez (León) Sin duda que cualquier de los humanos desea estar gusto en la vida. No es un imposible. Basta para conseguirlo que cada cual ocupe el sitio que le corresponde según razón y justicia. Este sitio es el que le señala la virtud de la humildad, que la doctora de Ávila en lenguaje inspirado define así: «Humildad es andar en verdad, que lo es muy grande no tener cosa buena de nosotros mismos, sino la miseria y ser nada». Efectivamente nos lo confirma San Pablo, diciendo: ¿qué tienes, que hayas recibido, y si lo has recibido no hay razón para envanecerte de ello». Lo nuestro, pues, es el ser nada. De lo dicho se saca en consecuencia que es correcta la definición de Santa Teresa diciendo que «Humildad es andar en verdad, sin tener cosa buena de nosotros mismos, sino la miseria y ser nada». Señálase así el sitio que a todo hombre corresponde, según razón y justicia, lo cual hará se siente a gusto el hombre que lo ocupa. Por lo cual cabe afirmar todo ser humano que ocupa este sitio que le señala la humildad se sentirá a gusto, puesto que ni le falta ni le sobre nada, es lo que le hace feliz. Cada, pues, concluir que el hombre es feliz en la vida si ocupa el sitio que le corresponde, según verdad y justicia, que le señala la humildad, andando en la humildad, que es andar cada día según verdad y justicia. Cada cual que se ponga en ese puesto comprobará que es feliz en la vida. Nicolás García (León) Rosendo Tejerina Rodríguez dice: «El señor Saurina afirma que la situación económica del Ayuntamiento de León ha empeorado respecto a la que dejó el PP en mayo del año 2002. Quiero decirle que peor que en esa fecha es imposible, ya que estaban a punto de cortar el alumbrado público por falta de pago y diferentes almacenes y proveedores de León no querían servir al Ayuntamiento por el mismo motivo». Miguel Soto Pardo (Madrid).

Demandas sociales
Comentarios