martes. 29.11.2022

Depende del tiempo

Rusia dirigida por Putin debe resolver la acción militar sobre Ucrania. Pero muy mal parece que han hecho las cosas; entre ellas unos gravísimos errores de cálculo

Es cierto que Europa está envuelta en una gran decadencia (era el momento idóneo) con muchos problemas degenerativos; pero Rusia al parecer no es la potencia militar que nos hacían creer y que probablemente ellos mismos desconocían; haciéndose patente ahora.

Esto está dando lugar a problemas en la Federación Rusa pues las repúblicas asiáticas se pueden independizar de Rusia; al ver debilidad y entrar en guerra entre ellas y como no; caer en las manos de su «aliado chino». Esto ya es una realidad; así que la situación logística y económica para Rusia ya está en riesgo grave. A nivel interno una derrota sumiría a Rusia en grandes revueltas e inestabilidad por años de cambio. Por tanto la situación no tiene marcha atrás. Hay mucho más en juego para Rusia que la persona de Putin; que a estas alturas de errores cometidos ya es irrelevante.

En definitiva que o lo enderezan o derrocan a Putin con una larga travesía interna por el desierto y unos cambios del equilibrio de fuerzas mundial preocupante. A China no le debe tranquilizar que desaparezca el freno ruso a la Otan y que las fronteras de ésta lleguen a Asia. A estas alturas de la situación me hago una pregunta: ¿sabía «alguien» de la verdadera situación militar de Rusia y se ha provocado un error forzado conociendo al «personaje»; con el objetivo de mover las fronteras occidentales?

«Era impensable ver reclutas sin preparación y sumidos en alcohol»

Puestas así las cosas no pueden continuar un día más sembrando las dudas sobre su supremacía militar.

Invadir sin aviación que «ablande» las defensas cuesta mucho tiempo y muchas vidas o mucha devastación con bombardeos poco selectivos desde la distancia; pues no tienen aviación capaz de apoyar a la infantería dado que los sistemas antiaéreos de defensa son impenetrables para la tecnología rusa actual.

El otro inmenso error son las imágenes de reclutamiento que estamos viendo. Era impensable ver reclutas sin preparación y sumidos en alcohol. Desde luego aumentan la sensación de debilidad y hacen sospechar que han tenido muchas bajas; quizás tantas en 6 meses como los EEUU en toda la guerra de Vietnam, que duró 10 años. Continúan perdiendo a raudales esa imagen de fortaleza; pero esta vez dentro de Rusia. Gran parte de la sociedad interpreta que en un enfrentamiento convencional contra la Otan no tienen nada que hacer y que es China su «aliado» quien les tendría que arropar.

Puestas así las cosas me imagino que «le darán» un margen de tres meses para culminar con éxito la «operación especial» en este invierno.

Desde el punto de vista militar dependen a mi entender de dos cosas. Por un lado de un invierno frío. Es decir terreno congelado para poder circular fuera de las carreteras con los tanques y camiones y así evitar las emboscadas preparadas en rutas obligadas pues no pueden utilizar la aviación; y por otro de una tecnología y apoyo logístico que no tienen y que solo puede llegar de su aliado chino.

Las bajas temperaturas que congelen el suelo en una profundidad suficiente puede ser la oportunidad esperada; y esa ayuda logística y tecnológica que supuestamente está latente. A la vista del aparente abandono y derrota de las tropas rusas quizás estemos en un impasse de una dura segunda parte.

Como diría el gallego... Depende del tiempo.

* Andrés Zorita es médico, cirujano vascular

Depende del tiempo
Comentarios