domingo. 05.02.2023
Se estrecha el cerco contra los jóvenes. Todas las prohibiciones se ensayan con ellos, a ver si dan resultado y luego pueden aplicarse a los adultos. El Gobierno, entre otras medidas de menor cuantía pero de mayor dificultad, ha aprobado el Plan Nacional contra el Tabaco, que no consiste como podría suponerse en cerrar los estancos y renunciar a los millones que recauda por su venta, sino en prohibir que lo compren los menores de dieciocho años. Tendrán que encargarle esa gestión a sus amigos mayores. El propósito de nuestros minúsculos estadistas es que ni siquiera Rajoy pueda fumarse un puro como no sea en el retrete de su casa. Lo que se pretende es que, de una forma gradual, no exista ninguna empresa en la que se pueda fumar cuando llegue el 2007. ¿Dónde estarán algunos de los que nos gobiernan para esa fecha? Las combustiones políticas son muy rápidas y lo más probable es que sean ceniza, aunque no tenga demasiado sentido. El Plan Nacional contra el Tabaco, más coherente y firme que el establecido contra el chapapote, muestra una especial inquina contra los jóvenes, ya que incluye medidas fiscales para aumentar el precio de las cajetillas. Si a lo que se aspira es a ponérselo más difícil a los españoles más recientes, hay que reconocer que van por el buen camino. No sólo se va a restringir el derecho de admisión en los estancos, sino en las discotecas. Alguna comunidad ya trama limitar el acceso a estos locales poblados de decibelios insurgentes y de luces demenciales. Se prohibirá la discriminación por sexo, raza o indumentaria, ya que eso atentaría contra la Constitución, pero sobre todo atentaría contra el negocio. ¿Qué ocurriría si no dejasen entrar a los muchachos que lleven un piercing? Entre las principales preocupaciones de los que sufren la fiebre del sábado noche no está la de parecer elegantes, según la convencional idea de elegancia de sus padres. Unos señores todavía en mediano uso a quienes no les desvela entrar en la discoteca, sino salir de la hipoteca.

Derecho de admisión
Comentarios