domingo 13/6/21

EDITORIAL | Plaza del Grano: prudencia y tranquilidad

Las incidencias de la primera jornada de obras en la plaza del Grano probablemente alentaron injustificados temores sobre la actuación que va a desarrollarse —que inicialmente afecta a las calles Capilla y Mercado y a las aceras de la plaza— y la protesta —rotundamente minoritaria y siempre muy dirigida— primero allí y luego en el escenario de las obras, para reiterar su rechazo, probablemente no compartido por la mayoría silenciosa de los ciudadanos. La promesa del alcalde de que «se respetará la esencia de la plaza» y la voluntad manifiesta, razonable, necesaria y digna de ser agradecida de los detractores de turnarse para vigilar los trabajos deberían ser suficientemente tranquilizadoras. Es una obra que, dentro de la prudencia necesaria en la ejecución, es irrenunciable para conservar la plaza y hacerla habitable para los vecinos.

EDITORIAL | Plaza del Grano: prudencia y tranquilidad
Comentarios