sábado 16/10/21

El desánimo

En estos momentos muchas personas parecen manifestar los síntomas del desánimo. Sienten que no pueden tirar para adelante, no ven salidas, todas las puertas cerradas, les falta energía, motivación y se sienten bloqueadas en la parálisis del análisis. Su mente se llena de razones que explican, o tratan de explicar el no puedo: ya soy mayor, estoy cansado, los mayores no me entienden, esto va a peor…

Ánimo viene de ánima. Ánima es la palabra castellana que viene del latín animus que significa alma, espíritu. Carl Gustav Yung, en la psicología analítica, alude a las imágenes arquetípicas del eterno femenino en el inconsciente humano, que forman un vínculo entre la consciencia del yo y el inconsciente colectivo, abriendo potencialmente una vía hacia el sí-mismo. Curiosamente, otro de los significados de la palabra ánima es una parte de un cañón o pistola que se ubica en un émbolo o espacio vacío y que tiene la potencialidad de impulsar el disparo con la máxima fuerza.

Desánimo significa desconexión con el alma, con aquello que anima. Si estoy desconectado de mi luz interior y de la fuerza de expansión, no puedo…

Esto nos llevaría a la conclusión de que el eslabón hallado no depende de nada externo, sino de un trabajo interior que podemos comenzar ya a poner en marcha.

Recuerdo mis trabajos con el Dr. Jorge Carvajal, a quien expreso mi gratitud. Siempre está en mi corazón.

En los citados seminarios trabajábamos el autoconcepto y como consecuencia directa, nuestra autoestima.

Lo que hacíamos en realidad, era interiorizar nuestra identidad.

«Yo soy la luz del alma. La luz del alma soy yo»

Esta luz alumbra y capacita para vivir la vida con sentido. La vida sin sentido nos está enviando un mensaje: ¡Mira a ver qué pasa!

Si recibo el mensaje y busco el eslabón (conexión con mi alma) el movimiento se pone en acción sintiendo mi luz y la fuerza de mi identidad.

Estamos en tiempos de muchas posibilidades. Os invito a conectaros al río de la Vida y a sentir su fuerza y a formar parte de su caudal.

Con todo mi amor. Sintiéndome Hija y Hermana.

El desánimo
Comentarios